PDA

Ver la Versión Completa : La manifestación del Espíritu - El orden



P. Pereyra
04/11/2010, 15:13
[Esto es parte de mi estudio "El don de espíritu santo", publicado en [Only Registered And Activated Users Can See Links]]

La manifestación del Espíritu

1 Corintios 12:7 (mi traducción)
Pero a cada-uno le-está-siendo-dada la manifestación del Espíritu para lo que está-contribuyendo-a-la-unidad del Cuerpo.

Ya habíamos visto que “el Espíritu” se refiere a Jesucristo y que “la manifestación” del Espíritu se refiere a cómo Jesucristo se hace manifiesto en el mundo a través de los cristianos que tienen el don de espíritu santo y lo operan a través de su fe.

Cristo se manifiesta en el mundo, a través de los cristianos, de múltiples maneras y siempre es con el fin de contribuir a la unidad de Su Cuerpo. Aquí se enumeran nueve formas en las que Cristo se manifiesta:

1 Corintios 12:8-10 (mi traducción)
8 Porque a uno mediante el Espíritu está-siendo-dado mensaje de sabiduría; a otro, por-otro-lado, mensaje de conocimiento conforme el mismo Espíritu; 9 a uno diferente es dada fe en el mismo Espíritu; y a otro, regalos de sanidades en el único Espíritu; 10 y a otro resultados de la operación de poderes; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a uno diferente, clases de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas;

Cuando analizamos esta porción de la Escritura, se hace evidente cierta división que se hace en cuanto a las manifestaciones. Esta división está dada por la palabra “otro” y “diferente”. Ya expliqué anteriormente que en el griego, hay dos palabras que se usan para referirse a “otro”, una es allos, que significa “otro de la misma clase o categoría” y otra es heteros, que significa “otro de distinta clase o categoría”, “uno diferente”. En este caso, vemos que las manifestaciones están divididas así:

1 - Porque a uno mediante el Espíritu está-siendo-dado mensaje de sabiduría
2 - a otro [allos], por-otro-lado, mensaje de conocimiento conforme el mismo Espíritu;
3 - a uno diferente [heteros] es dada fe en el mismo Espíritu;
4 - y a otro, [allos] regalos de sanidades en el único Espíritu
5 - y a otro [allos] resultados de la operación de poderes;
6 - a otro [allos], profecía;
7 - a otro [allos], discernimiento de espíritus;
8 - a uno diferente [heteros], clases de lenguas;
9 - y a otro [allos], interpretación de lenguas;

El uso de la palabra allos nos indica que los creyentes conectados con esta palabra son de la misma clase. La palabra heteros separa a un grupo de otro. Entonces, cuando se trata de poner en evidencia el poder de Cristo en una reunión, tenemos tres categorías de cristianos:

1) En el primer grupo tenemos a los que manifiestan:

- Mensaje de sabiduría
- Mensaje de conocimiento

2) En el segundo grupo tenemos a los que manifiestan:

- Fe
- Regalos de sanidades
- Resultados de la operación de poderes
- Profecía
- Discernimiento de espíritus

3) En el tercer grupo tenemos a los que manifiestan:

- Clases de lenguas
- Interpretación de lenguas

Quiero aclarar que la Biblia no dice que un grupo sea mejor que otro, ni que tiene más fe que otro. Además, uno no elige de qué grupo ser, sino que todas estas cosas dependen de Dios, Quien da la energía para operar las manifestaciones, y de Cristo, Quien distribuye estas manifestaciones conforme sea lo más provechoso para una reunión de creyentes. Así que, una persona que un día opera mensaje de conocimiento, la próxima vez puede estar manifestando sanidades y milagros. También puede darse el caso que un mismo cristiano opere varias de estas manifestaciones en una reunión. Cristo desea evidenciarse y actuar a través de los cristianos, pero los cristianos debemos estar en “sintonía” con él, creyéndole para operar. Quizá en una reunión haya sólo uno que cree como para manifestar y Dios actúe en éste con las manifestaciones de hablar lenguas con interpretación, profecía, quizá tenga que hacer sanidades y echar fuera un demonio, etc.; pero el deseo de Dios es que todos lleguen al punto de madurez en la creencia como para manifestar todas las manifestaciones conforme Cristo lo ordene en determinado momento. Todos los cristianos son parte del Cuerpo de Cristo y tienen el poder de Cristo actuando internamente por medio del don de espíritu santo, por lo tanto tienen el poder potencial para operar todas las manifestaciones. Sin embargo, la operación de este poder depende de dos factores fundamentales: (1) que Cristo nos de la instrucción o mandato para operarlos; y (2) que actuemos creyentemente conforme a esa información dada por el Señor.

Ahora bien, ¿qué diferencia hay entre una categoría y otra? La Biblia no nos dice específicamente las diferencias, pero se pueden deducir de la forma en que están agrupadas y en base a lo que producen:

Las dos primeras: mensaje de sabiduría y mensaje de conocimiento, se tratan de un “mensaje” dado por Dios. Como veremos más adelante, mediante éstas manifestaciones Dios edifica individualmente al cristiano, dándole conocimiento y sabiduría en un área específica, y éste, indirectamente, edifica a otros por medio de ese conocimiento dado por Dios.

En las dos últimas: hablar en lenguas e interpretación de lenguas, tenemos manifestaciones que son individuales desde el creyente hacia Dios (veremos los detalles más adelante). En este caso también, los cristianos de una reunión son edificados indirectamente por el efecto de esta manifestación.

En cuanto a las cinco manifestaciones que tenemos en el medio: fe, regalos de sanidades, resultados de la operación de poderes, profecía y discernimiento de espíritus, tenemos que estas manifestaciones edifican directamente a otros creyentes e indirectamente al que la manifiesta. El que manifiesta está operando el poder de Dios para dar un beneficio a otros, ya sea con su fe, con una sanidad, con la operación de poder sobrenatural, con una profecía, o discerniendo espíritus y echándolos fuera.

En resumen, tenemos que, si bien la energía para todas las manifestaciones provienen de Dios, y es Cristo quien decide cómo distribuirlas entre los cristianos, obrando en el interior del creyente; en la forma externa (o sea, lo que se ve), las dos primeras manifestaciones (mensaje de sabiduría y mensaje de conocimiento) son desde Dios hacia el cristiano; las dos últimas (hablar en lenguas y la interpretación) son desde el cristiano hacia Dios; y las cinco del medio son desde un cristiano hacia otro cristiano.

A continuación analizaremos cada una de estas manifestaciones de Cristo.