PDA

Ver la Versión Completa : 2ª reforma protestante en España (8)



JoseLuis
12/06/2012, 17:07
2R: Dawn of the Second Reformation in Spain

[Only Registered And Activated Users Can See Links]

De Ms. Robert Peddie a José Vázquez, Manuel Pinto y Manuel León (propaganda protestante anterior a 1869).

04 DE ABRIL DE 2012

La obra de Ms. Robert Peddie sobre la Segunda Reforma que editó en dos volúmenes: Dawn of the Second Reformation in Spain según se anunciaba en la revista trimestral Times of Refresinch in Spain , se adelanta a decir que antes de los tiempos de libertad que auguraba la Gloriosa, había habido un gran trabajo por extender el Evangelio. Aunque esta obra, en su primera parte solo abarca de 1852 a 1863, nos aporta una gran documentación también en este apartado nuestro dedicado a la literatura protestante frente al catolicismo “papista”.

En el libro relata los primeros pasos dados en Madrid en 1855 para formar un comité provisional que impulsara la evangelización en España. Uno de los españoles que formaba este comité era Ángel Herreros de Mora que junto William Green con el fin de despertar la participación y el interés de los cristianos británicos en el movimiento propuesto. La Sociedad de Edimburgo para la evangelización de España , tenía el objetivo de producir y vender Biblias y folletos protestantes, además de distribuir el periódico “ El Alba” y otros folletos que se leían con avidez y despertaban el interés por las Escrituras. Añadir que “El Alba” fue el mejor medio de divulgar la Biblia, siendo distribuidos miles de revistas. Otras veces se publicaron “Extractos de las Sagradas Escrituras” y también de los antiguos reformistas como Juan Pérez “ Epístola Consolatoria ”. Uno de los más activos impulsores fue James Thomson que ya había estado en Madrid en 1845 y en 1854 tenía “por órgano un periódico, dirigido por Lady Peddie, fanática presbiteriana, con el título de “ Spanich Evangelical Record ” (Heterodoxos.. M.Pelayo) y que según Juan B.Vilar tuvo escaso éxito en España.

Varios son los folletos citados por Peddie: “ El Comité había comenzado ahora en el trabajo de impresión en español con una serie de tratados, y de grandes obras. Algunos de primeros fueron " Andrew Dunn ", "El aldeano Jóvenes "," ¿Qué es Evangelio? " "Esperanza", "Catecismo de la Escritura", " La mejor manera"," Amor de Dios "," El Cordero de Dios ", " Pecador en busca del Salvador ", y otras muchas similares. Otros trabajos mayores eran de personas importantes, y fueron las siguientes: -*‐ " Tradición", por De Sanctis, [1] " Confesión ", Whately " Evidencias del Cristianismo "," Preservativo contra Roma ", de Blanco White, " Diálogo fraterno con un sacerdote ", por Juan Calderón, siendo preparadas estas últimas obras para equipar particularmente a aquellas mentes inquisitivas españolas.

JOSÉ VÁZQUEZ

Por los años 50 del s. XIX destaca la figura de José Vázquez un agente infatigable y de gran éxito en su labor para la Sociedad para la Evangelización de España de Edimburgo. La impresión de las Escrituras para esta Sociedad se hizo en Sevilla, Madrid y Bayona, alguna edición de los Evangelios en Madrid, Toulouse y Bayona, que era introducida por Portugal y Gibraltar. Muchos de estos folletos también se introducían por el Correo Postal español y los testimonios de quienes los recibieron confirman el impacto que estos pequeños escritos produjeron. Con Vázquez el protestantismo parece penetrar en las clases más respetables y de gran influencia [2] en una sociedad hambrienta de la Palabra de Dios. En otras cartas señala Vázquez que el horizonte político se estaba convirtiendo más oscuro en cuanto a la libertad religiosa, adquiriendo más poder los sacerdotes y que por ello era más importante que la Biblia y los folletos llegasen para ser puestos en circulación. No podemos precisar el impacto de los folletos y las Escrituras pero sabemos que las quejas en los periódicos católicos eran abundantes. ¿Se quejaban por nada? ¿Eran sus manifestaciones solo para prevenir la llegada masiva del protestantismo?

El 26 de mayo de 1856 decía una carta:

"Su Majestad, que ha recibido, con gran sorpresa y pesar, una notificación por parte de la 'Ministro de Justicia, "la transcripción de la comunicación de la señor obispo de Cartagena, en la que el prelado da aviso de haber interceptado dos tractos protestantes, titulados, respectivamente, "El Alba" de José J. Mora y "Extractos de la Sagrada Escritura " de Drummond, que se distribuyeron clandestinamente en su diócesis,-*‐ha tenido a bien decretar que los funcionarios civiles del gobierno deben ser estrictamente responsables de vigilar cuidadosamente contra la introducción o la circulación de estos o escritos similares,… en cumplimiento de la ley dondequiera que se incumple con las personas ".

El otro es de la diócesis de Ávila:

"No podemos dejar de estar lleno de horror, si tenemos en cuenta los inmensos tesoros y gran cantidad de recursos, con la ayuda de los cuales el protestantismo insaciable ha propagado el error y causado la perdición de las almas, por los miles de Biblias que se han difundido en todo el mundo, sino que nuestra indignación es redoblada, cuando vemos que ahora puede levantar la cabeza de Gorgona [3] horrible en el terreno más clásico del propio catolicismo. Una hora más de negligencia por parte de aquellos en cuyas manos reposan los destinos de la nación, y nos perderán: "Todavía un poco, y vosotros no me veréis." La inmoralidad y herejía puede sermantenida a raya sólo por la mano vigorosa de los reyes y los gobiernos, que no en vano debe tener el glorioso título de católica, y sin cuya protección la Iglesia no tiene poder para acabar con la cizaña sembrada por enemigo. "

MANUEL PINTO Y MANUEL LEÓN

Otro de los evangelistas de esta época es Manuel Pinto convertido por la lectura del Nuevo Testamento en Sevilla, pero que desarrolló su labor durante nueve meses en Francia entre los españoles. Por causas de su salud volvió a Sevilla donde había una congregación de unas treinta personas.

También Manuel León es otra “de las individualidades más atrayentes y auténticamente evangélicas de aquella época” dice Vilar. Este autor dice que era “pobre tejedor, al cual el Evangelio cambió su vida”. Recordado como “El profeta”, Manuel León sufrió cuatro veces prisión por dar testimonio del Evangelio y distribuir literatura protestante. Hay un interrogatorio en el libro de Peddie que pudiera ser verídico por la personalidad valiente de Manuel León:

· Pregunta. ¿Cómo llegaste a la posesión de los diferentes libros no religiosos que se encuentran en su habitación?

· Respuesta. En mi opinión, su señoría, juez, no tiene ninguna razón para llamar a los libros no religiosos a la Sagrada Escritura, ni los libros polémicos, como el Preservativo contra Roma, Andrés Dunn, Pruebas de la Verdad del Christianismo, y otros tratados que se tomaron de mí. Estos libros me fueron enviados de Dios, cuya misericordia me ha elegido, que debo difundir y predicar el evangelio de su Hijo amado, Jesucristo, entre mis semejantes, que están trabajando en la más crasa ignorancia de la verdadera religión.

· P. ¿Qué entiende usted por la verdadera religión?

· El evangelio de nuestro Señor Jesucristo, libre de las formas, los errores y supersticiones introducidas por la Iglesia de Roma.

· P. ¿Cómo explica usted que Dios le ha elegido para esa misión?

· Debido a que yo me siento movido a ella por el Espíritu Santo.

· P. ¿Reconoce que han circulado en la ciudad algunos de estos libros prohibidos?

· Indudablemente sí, y que han circulado muchos más, Biblias y Nuevos Testamentos en particular, si yo hubiera sido capaz de obtener muchos más.
· P. Se nos ha informado de que se le pagó para esa tarea.

· Falso. Por favor, demuestren la prueba de tal calumnia.

· P. ¿No era consciente de que, mediante la circulación de libros, estaba actuando en contra de Iglesia Católica Romana, e infringiendo la legislación del país?

· No la reconozco como una iglesia , y, en cuanto a la alusión a las leyes, yo me hago responsable. Creo que, mediante la circulación de la Palabra de Dios, he actuado en conciencia, y de acuerdo al mandato del Señor. "Id, pues," dijo el Señor a sus discípulos ", y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre de la Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de la mundo ". Le aseguro a vuestra señoría, que a pesar de las consecuencias que esta injusta persecución puede traerme, y en cualquier posición que Dios me ponga, no voy a desistir de mi propósito de hacer circular, si puedo, el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. "

· León entonces hizo varias citas de los Antiguo y Nuevo Testamento, que dejó atónita al juez y los secretarios o escribanos.

· P: ¿Conoce usted a dos obreros llamados Elcurrito y Zuanito? (Dos convertidos que estaban bajo la instrucción de la propaganda).

· Estoy con ellos, y los he estado instruyendo durante algún tiempo atrás en la verdadera religión de nuestro Señor Jesucristo, y, si pudiera, me gustaría extender este beneficio a muchos otros amigos, pero, estando obligado a ganarme el pan con el sudor de mi frente, no puedo cumplir con los muchos usos de instrucción religiosa que me han adjudicado.

· P. ¿Cómo explica usted las 120 copias de Andrés Dunn que se encuentra en su habitación? ¿Fueron enviados a su casa por un amigo en Sevilla, o recibido por usted de Gibraltar?

· No lo sé. Yo los encontré una noche inesperada en mi dormitorio, traídos, sin duda, por algún mensajero enviado por el Señor.

· P. ¿Es usted consciente de la existencia de un comité secreto de la propaganda en Sevilla, con cuyos miembros se le acusa, o acusado, de estar conectado, y cuáles son los nombres de cada uno.

· ignoro si esa Junta (la comisión) ha existido.

· P: ¿Conoce usted a un hombre con el nombre de Bizco, en

· Cádiz? ¿Usted sabe o sospecha si los libros que circulan en Sevilla vinieron en este trimestre, enviados por el Bizco, o de cualquier otra fuente, o cualquier otra persona?

· No puedo responder a la pregunta, y tanto más cuanto que el “bizco” es desconocido para mí.

· P: ¿Conoce usted a BONHOME [4] ?

· He estado mucho tiempo familiarizado con él.

· P. ¿Usted conoce o ha oído lo que dice BONHOME que estaba conectado con la Junta de propaganda antes mencionados, y había participado en la distribución de libros irreligiosos?

· Ya he declarado que yo no soy consciente de la existencia de dicha Junta, y por lo tanto no puede responder a la pregunta.

· P. ¿Usted sabe o ha oído hablar, que hay en Sevilla un gran depósito de Biblias y Nuevos Testamentos, muy bien escandido, enviado desde Gibraltar, y que Biblias y Nuevos Testamentos se distribuyen gratuitamente a la gente?

· No lo sé.

· Un corresponsal en Sevilla observó, que a partir de la declaración y el examen de esta conversación, el juez concluyó que él era uno de los muchos protestantes de la actualidad, con una gran dosis de entusiasmo y de fanatismo, junto con un profundo conocimiento de las Escrituras , y era un buen hombre. León fue dejado libre. La salud de León, desde su encarcelamiento se había deteriorado frecuente y rigurosamente, después de su cuarto encarcelamiento y en el momento de la persecución de Matamoros, murió como verdadero mártir de la causa de la Evangelio. Se contó con la presencia en su lecho de muerte con Abeza, uno de los miembros originales de la Iglesia protestante en Sevilla, y ahora un agente de la Sociedad bajo el señor Cabrera, en Sevilla, y un anciano de congregación” (Peddie pág 101)


[1] Rome, Christian and papal: sketches of its religious monuments and ... por Luigi de Sanctis 1856

[2] Dawn of the Second Reformatión in Spain Capt- IX Un viaje misionero por España

[3] Su aspecto era bastante terrorífico: de la cabeza le crecían serpientes en vez de pelo; en su sonrisa lucían un par de afilados colmillos de jabalí; sus manos eran de bronce y sus dos alas de oro, lo que no les impedía utilizarlas para volar; y, si miraban directamente a alguien a los ojos, al momento le dejaban petrificado.

[4] Debe referirse a Fernando Bonhome, peluquero de Sevilla, que junto al coronel Joaquín Serra, Pinto, León, Abeza, Mesa Santaella y Bordallo formaban esa congregación sevillana.

Autores: Manuel de León©Protestante Digital 2012