PDA

Ver la Versión Completa : Estudio Epístola de Romanos 1era. Parte



Va-Yikra
20/06/2012, 00:31
Bueno me encanta este tipo de estudios y les comparto algo que he estado preparando para estudiarlo en la Iglesia.

Espero sea de bendición, es un estudio sobre el Libro de Romanos, se que hay muchos, pero lo he realizado basado en lo que yo creo y digo, se debe predicar y enseñar lo que el Espíritu nos guia en cuanto a las necesidades de su pueblo.

Dios me los bendiga.


LA EPÍSTOLA DE PABLO A LOS
ROMANOS

BOSQUEJO ROMANOS I

PROLOGO

1.- Introducción al evangelio de Dios 1:1-17
A. El Evangelio prometido en las Santas Escrituras vs. 1-2
B. Acerca del Hijo de Dios y sus dos naturalezas, humana y divina vs. 3-4
C. Somos llamados a ser de Cristo vs. 6
D. Proclamado y participando por fe vs. 8-15
E. El Poder de la Salvación de Dios vs. 16-17

2.- Condenación 1:18 – 3:20
A. Sobre la humanidad, en general 1:18-32
B. Sobre los que se justifican a si mismos 2:1-16
C. Sobre los religiosos 2:17 – 3:8
D. Sobre el mundo en su totalidad 3:9-20

3.- Justificación 3:21 – 5:11
A. La definición 3:21-31
B. El Ejemplo 4:1-25
C. El resultado 5:1-11

4.- Santificación 5:12 – 8:13
A. El don de Cristo sobrepasa la herencia de Adán: dos hombres, dos actos, dos resultados. 5:12-21
B. La identificación con Cristo 6:1-23
1. Identificados vs. 1-5
2. Sabiendo/Conociendo vs. 6-10
3. Considerándose vs. 11
4. Presentándose vs. 12-23

C. La esclavitud en la carne es producida por el pecado que mora en el hombre 7:1-25
1. Los dos maridos vs. 1-6
2. Las tres leyes vs. 7:25

D. La libertad del creyente es producida por Cristo que mora en nosotros. 8:1-13
1. La ley del Espíritu de Vida vs. 1-6
2. El Cristo que mora en los creyentes vs. 7-13

Va-Yikra
20/06/2012, 01:03
PROLOGO

Después de los cuatro evangelios, la epístola de Pablo a los Romanos es el libro mas importante de toda Biblia, en cuanto a que tiene la explicación mas completa del apóstol de cómo él entendía la naturaleza de la salvación y el Evangelio.

Pablo declara enfáticamente, es que la salvación del hombre y su justificación delante de Dios, no es obras, ni por guardar la Ley de Moisés, sino en la gracia y misericordia de Cristo derramada en la Cruz.

Es la obra redentora de Cristo lo que salva y justifica al hombre, es Cristo que quién perdona al hombre, y le limpia de todos sus pecados, entonces todo depende de Dios y de lo que El hace por nosotros.

Fecha y ocasión de la Epístola:
Aproximadamente entre los 56 y 58 d.C., Pablo se encontraba en Corinto, casi al final de su tercer viaje misionero, y preparándose para partir hacia Jerusalén con la ofrenda para los cristianos pobres (15:22-27).

Una mujer llamada FEBE, de Cencrea, quien se dirigía a Roma (16:1-2). Pablo aprovecho esta oportunidad para enviar esta carta.

Aplicación personal:
Toda está epístola nos enseña que no debemos confiar en nosotros mismos para la salvación, sino que nuestra fe y confianza estén depositadas en Cristo Jesús, que debemos aprender por medio de la fe a ser pacientes en medio de la dificultad, confiados y gozosos que Cristo nos represente y confiados que en cada instante de nuestras vidas el Señor Espíritu Santo nos acompaña, y que todas sus bendiciones y gloria venidera están guardadas, por la fe depositada en Cristo Jesús Señor Nuestro.

Quién era el apóstol Pablo:

Origen: Tarso en Cilicia (Hch. 22:3)
De la tribu de Benjamín (Filp. 3:5)

Preparación: Sabía fabricar tiendas (Hch. 18:3)
Fue discípulo de Gamaliel (Hch. 22:3)

Primera fe: Hebreo y Fariseo (Filp. 3:5)
Perseguidor de Cristianos (Hch. 8:1-3; Filp. 3:6)

Salvación: Encontró a Cristo vía a Damasco (Hch. 9:1-8)
Recibió al Espíritu Santo en una calle llamada la derecha (Hch. 9:17)

Logros: Tres largos viajes misioneros (Hch. 13-20)
Fundo numerosas iglesias en Asia menor, Grecia, España (Rom. 15:24-28)
Escribió las Epístolas Paulinas que son la cuarta parte del N.T.

Su muerte: Tras su arresto en Jerusalén, fue enviado a Roma (Hch. 21:27; 28:16-31)
Según la tradición, su liberación le permitió continuar el trabajo misionero; fue arrestado, encarcelado de nuevo en Roma, y decapitado en las afueras de la ciudad.

hans matz
20/06/2012, 06:34
Sinceramente no creo que un hombre que afirmo su rostro para evidenciar el error vivencial de todo un hemisferio, de todo un mundo acostumbrado a fijar su espiritualidad en una procesión de "dioses" a veces nobles, a veces implacables quede en completa indefensión ante lo que enfrenta.
'Dios se hará cargo de todo porque Jesús ya lo hizo' parece ser el razonamiento pero contrariamiente a esto otro es el fin de la carta.
Ciertamente es obra de Dios la salvación al seguir de cerca el ejemplo de Cristo y mientras tanto....
¿Qué hace el hombre para lograrlo?

genesis-9
20/06/2012, 09:50
Mil bendiciones en Cristo hans matz, bueno creo que lo que el hermano Vayi esta exponiendo es un estudio, y no es para debatirlo o si creo o no creo, deberiamos respetar cuando un hermano hace un estudio, ya que se necesita mucho tiempo para realizar dicho estudio y lo que hacemos es interrumpir dicho estudio. Si quieres puedes exponer tus dudas o tus preguntas en Debates, y alli te podran contestar tod@s los que quieran debatirlo.
Que el Señor te siga bendiciendo, un saludo.

hans matz
20/06/2012, 16:44
Mil bendiciones en Cristo hans matz, bueno creo que lo que el hermano Vayi esta exponiendo es un estudio, y no es para debatirlo o si creo o no creo, deberiamos respetar cuando un hermano hace un estudio, ya que se necesita mucho tiempo para realizar dicho estudio y lo que hacemos es interrumpir dicho estudio. Si quieres puedes exponer tus dudas o tus preguntas en Debates, y alli te podran contestar tod@s los que quieran debatirlo.
Que el Señor te siga bendiciendo, un saludo.

Gracias por aclararlo.

Va-Yikra
20/06/2012, 17:43
1.- Introducción al Evangelio de Dios. 1:1-17

Toda la epístola es la historia del plan redentor de Dios en Cristo, la necesidad de la redención, la obra de Cristo y todas sus implicaciones para nosotros los cristianos, y la aplicación de los cristianos a la vida diaria, este libro nos ofrece una definición completa de esto, presentado el plan de salvación y los detalles de la vida cristiana y la vida en la iglesia. CRISTO ES NUESTRO SALVADOR.

A.- El Evangelio prometido en las Santas Escrituras vs. 1-2

vs. 1 Pablo se considera a sí mismo un esclavo, alguien llamado a servir, en un término mas concreto, alguien que no puede renunciar a su trabajo ni escoger otro empleador.

Pablo se presenta así, como lo que debemos ser, seres llamados a servir y que no podemos y no debemos renunciar a aquel que nos llamo a ser sus esclavos, Cristo Jesús, nos compro a precio de sangre y así como el, hemos sido llamados a servir, ministrar y cuidar al pueblo de Dios.

Pablo nos enseña que en el Plan de Dios, esta el mostrar que los hombres somos pecadores, y que El busca que nos convirtamos en sus Hijos por medio de recibir a aceptar a Cristo Jesús. Jn. 1:12

El EVANGELIO, las nuevas de GRAN GOZO (vs. 9, 16; 2:16; 10:16; 11:28; 15:16,19; 16:25). El Evangelio es el tema central de este libro, Cristo su muerte y resurrección, y como El vive en cada creyente por medio del Espíritu Santo, vivificando nuestras vidas (8:9-10)

vs. 2 El Evangelio de Dios, el plan de Dios para la salvación de la humanidad, no fue algo súbito, que fue añadido como una caso fortuito o por una emergencia cósmica, ni por mera casualidad; fue algo planeado y preparado desde el principio del los tiempos por Dios mismo, desde la eternidad pasada y que fue revelándose por medio de las promesas de Dios hechas en las Escrituras, por medio de sus profetas. (Gn. 3:15; 22:18; Gal. 3:16; 2Tim. 1:9; Tito 1:2)

Todas la promesas, toda la revelación, en cuanto al Plan de Dios para la Salvación de toda la humanidad esta contenida en la misma Palabra de Dios, y es en ella que encontramos todas las promesas, esperanza de salvación que Dios ha provisto para la humanidad. (Gal. 3:8)


Es la Palabra de Dios entonces, las que nos muestra el camino correcto hacia Dios, es en ella que debemos tener como guía, ya que ella nos guía a Cristo, por que en ellas están escritas todas las promesas tocantes a nuestra salvación y Sus promesas son verdaderas. (Ez. 12:25; Lc. 21:33

Va-Yikra
23/06/2012, 00:35
B.- Acerca de Cristo y sus dos naturalezas, humana y divina vs.3-4

El tema central del evangelio de Dios, es el Hijo de Dios enviado al mundo para redimir a toda la humanidad. Jesucristo nuestro Señor, tomo sobre sí la naturaleza humana, pero sin dejar aun lado la divina, de una forma maravillosa Cristo tiene las dos naturalezas; vs. 3, la naturaleza humana y vs. 4, la naturaleza divina; es decir tanto humanidad y divinidad eran parte perfecta de la naturaleza misma del Hijo de Dios.

vs. 3 Jesús combinaba en su persona las dos naturalezas humana y divina. La expresión “…según la carne” se refiere a su naturaleza humana, que no existía antes de ser concebido en el vientre de María, no se trataba exclusivamente de un cuerpo humano, sino que incluía también una mente humana, con sus mismas debilidades y limitaciones. (Filp. 2:7; 1Tim. 3:16)

Este versículo es bastante claro, ya que nos habla de manera muy contundente que la naturaleza humana de Cristo era una realidad absoluta. “…el linaje de David”, por lo cual es una referencia clara de su encarnación como hombre y el origen de su procedencia en cuanto a su linaje como hombre, este fue el primer paso para que Dios en la forma de Jesús tome sobre sí la naturaleza del hombre”

vs. 4 Aquí ya hay una diferencia notable, en que se recalca la naturaleza divina de Cristo, en el verso anterior El es hecho hombre, pero en este versículo el es declarado HIJO DE DIOS, no fue hecho, fue declarado.

Cristo Jesús ha sido el Hijo de Dios desde la eternidad (Jn. 1:1-3; 17:5,24), pero a causa de su nuevo papel como Redentor de la humanidad y ser DIOS-HOMBRE, el fue declarado Hijo de Dios a causa de su resurrección.

Va-Yikra
26/06/2012, 18:55
C.- Somos llamados a ser de Cristo vs. 6

Todos tenemos un llamamiento divino de parte de Dios, a ser redimidos, Él entrego hasta la última gota de Su sangre en la cruz para salvar a toda la humanidad. El nos llama, la pregunta es ¿Cuántos aceptaran el llamado?

vs. 6 Dios nos llama con el propósito de introducirnos en Cristo, para que pertenezcamos a Él. Toda la plenitud de Dios esta en Cristo (Col. 2:9; 1:19).

Cuando aceptamos a Cristo, cuando aceptamos servirle y le entregamos todo a Él, somos introducidos en El y participamos de toda la Plenitud de Dios, tenemos acceso directo a todas Sus promesas y bendiciones, ya que: De Su plenitud hemos recibido todo lo que es de Dios, y gracia sobre gracia (Jn. 1:16)


D. Proclamando y participando por fe vs. 8-15

vs. 8 “…vuestra fe se proclama por todo el mundo.”
La fe de los hermanos de Roma, una iglesia a la que el apóstol Pablo deseaba y anhelaba visitar, tenia algo en especial, una fe que era conocida, y otros daban testimonio de ella. Una fe que era proclamada y participaban.

Así debe ser nuestra fe, una que de testimonio, una fe que de frutos, que sea de bendición para otras personas, sean creyentes o no. El Señor mismo nos enseño: “Por sus frutos los conoceréis” Mt. 7:16-17, la fe debe reflejarse en la obediencia a Dios, Rom. 16:19, por que si no es así, como diría el apóstol Santiago: “La fe sin obras es muerta” Stgo. 2:17-20

vs. 9 “…a quién sirvo en mi espíritu…”
La palabra griega significa servir en adoración; y se la usa en: Mt. 4:10; 2Tim. 1:3; Filp. 3:3; Lc. 2:37.

El apóstol Pablo consideraba que su servicio a Dios, tanto en la predicación del evangelio, como el cuidado que el brindaba a las ovejas y fundación de nuevas iglesias, como un ACTO DE ADORACIÓN A DIOS.
Y esa es la manera en que debemos ver nuestra vida en cada acto que realicemos, sea en el hogar, el trabajo, la iglesia, debe ser un acto de adoración a Dios.

“…sin cesar…siempre mis oraciones”
Que maravillosa comunión del apóstol Pablo con Dios, que sin cesar el presentaba sus oraciones por todos aquellos que el velaba. 1Ts. 5:17; Ef. 1:16

Es lo que debemos imitar del apóstol, sería su vida de oración, 1Cor. 11:1, una vida de oración dedicada y llevada a Dios por los seres que amamos y tenemos a nuestro cuidado.
¿Por quien orarías sin cesar?

J. Galván V.
27/06/2012, 06:12
Vayik·ra, sugeriría expliques el libro de manera expositiva. La técnica textual tiende a comentar sobre sub temas, aleja de la verdad central, y culmina siendo kilométrico.

Va-Yikra
28/06/2012, 16:22
Gracias mi amigo y bendiciones...

El tema como dije es un estudio que estoy realizando del libro de Romanos y es para la Ruta Bíblica de nuestra Iglesia, que es para los que estas comenzando en los caminos y este es el tercer libro que se estudia en la Ruta como base del Discipulado, este libro esta dividido en 2 partes para los dos niveles que damos en nuestra congregación en cuanto al libro de Romanos.

Si vieras lo que se daba antes te asustaras si piensas que mi estudio es kilometrico, lo estoy actualizando, y trato de ser lo menos teologico posible, y enfatizar mas en nuestra vida frente a Dios y como debemos llevarla.

Recordando que es un estudio solo en este nivel para 4 meses.

Jjejejejejeje asi que estara largo.

Pero gracias otra vez, y Dios te bendiga.

Va-Yikra
28/06/2012, 22:58
E.- El Poder de la Salvación de Dios vs. 16-17

vs. 16 “Por que no me avergüenzo del evangelio…”
Pablo no se avergonzaba de ser el portador de la Palabra de Dios, de ser el predicador de las Nuevas Buenas de Salvación, de llamarse CRISTIANO, seguidor de aquel que derramo por él y todos nosotros hasta la última gota de Su sangre en la Cruz del Calvario.

Posiblemente en la mente y el corazón de Pablo, las palabras de nuestro Señor Jesucristo, dichas a los apóstoles que lo conocieron personalmente y posiblemente le adoctrinaron en base a estas verdades retumbaban en los mas profundo de su ser: “Por que el que se avergonzare de mí, y de mis palabras en esta generación adultera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él…” Mt. 8:38.

Pablo no se avergonzaba ni de llamarse cristiano, ni predicar Su palabra. ¿Tú te avergüenzas ante el mundo de llamarte cristiano? ¿Tú te avergüenzas de predicarle al mundo el evangelio?

“…porque es poder de Dios para salvación”

Es el poder de Dios, desatado, enviado por medio de Cristo Jesús, una fuerza tal que puede abrirse paso ante cualquier obstáculo, es el poder del mismo Cristo resucitado, quién produce y termina como resultado la Salvación de todo aquel que cree. 1Cor. 1:18

La Salvación dada por Dios, que nos salva no solo del juicio venidero y la condenación eterna, sino que es un poder transformador y nuestra vida natural y ego es cambiado a la imagen de Dios, santificados, de una vida de pecado a la imagen de la gloria del Hijo de Dios. 1Cor. 611

vs. 17 En Jn. 3:16 el amor de Dios es la fuente y motivo de la Salvación del hombre. En Ef. 2:5, 8 la gracia de Dios es el medio de la Salvación.

“…la justicia de Dios…”

En este versículo es la justicia de Dios, lo que mueve el poder de la Salvación, amor gracia y JUSTICIA, es lo que obran la SALVACIÓN de toda la humanidad.

La justicia de Dios, la cual es firme y sólida es el cimiento del Trono mismo de Dios (Sal. 97:2), y es sobre la justicia de Dios que se edifica todo Su Reino (Rom. 14:17)

La JUSTICIA DE DIOS nos justifica para que tengamos la vida de Dios (5:18) y vivamos por ella. Así pues por esta vida entregada por la JUSTICIA DE DIOS, por medio Cristo, nos SANTIFICA y se nos TRANSFORMA.

“…se revela por fe y para fe…”

Solamente por fe, podemos obtener la revelación de la justicia de Dios, y recibirla, la fe en Dios, es lo que produce que la justicia de Dios se haga visible en nosotros y se manifieste como SALVACIÓN. Hab. 2:4; Filp. 3:9.

Va-Yikra
05/07/2012, 22:53
2.- Condenación 1:18 – 3:20

CONDENACIÓN: Acción de dictar sentencia, las palabras griegas que se usan en el N.T. (krima, krisis) siempre están ligadas al acto de discernir o distinguir. Cuando al hacer un juicio el veredicto es negativo o adverso para el acusado, se produce una condenación, lo cual por ende implica una pena o castigo.
Cuando se refiere al futuro significa separación eterna de Dios, con sus consecuentes terribles castigos (Mt. 5:29; 10:28; 23:33; 24:51).
vs. 18 “…la ira de Dios…” Dios derramara sus juicios, sobre todo ser que no se haya arrepentido y recibido a Jesucristo como Dios y Salvador. (Jn. 3:36) Un justo castigo en retribución a todo el pecado que el hombre ha cometido. (Ef. 5:6)
Es Su juicio, la condenación de la humanidad, que en vez de buscarlo y de glorificar Su Santo Nombre, lo deshonran y lo contradicen desobedeciendo, con injusticias, deteniendo la verdad y blasfemando aun el nombre de Dios con mentiras.
En el verso anterior la justicia de Dios se revelaba por medio de la FE en Cristo Jesús, en este la ira de Dios se revela desde el cielo para condenar a la humanidad por sus pecados.
Esta gran verdad, tanto de la Ira de Dios, como de la Condenación de la humanidad debería llevarnos al arrepentimiento, pero en vez de ello muchos han negado de Dios.
vs. 20 La existencia de Dios, sus demandas morales y su Ira en contra del pecado y la condenación de los pecadores, son mas que evidentes en todo el mundo que nos rodea, solo basta con mirar y encontraremos la evidencia de la existencia y el poder de Dios.
El hombre puede percibir las cosas invisibles de Dios al observar las cosas visibles que Dios creó, ya que en toda la creación esta manifestada en eterno poder de Dios. Y Dios ha manifestado tanto su amor como sus justo juicios. La pregunta es: ¿hemos reconocido a Dios?
vs. 21 “…habiendo conocido a Dios…”
Todo ser humano tiene grabado en lomas profundo de su corazón la certeza de la existencia misma de Dios, y tiene conocimiento, así sea en parte de sus mandamiento y requerimientos morales (vs. 32; 2:14-15), eso no significa que pueden ser salvos sin escuchar la Palabra de Dios y convertirse a Cristo, antes esa misma fe los debe llevar a escuchar el mensaje y arrepentirse y convertirse de sus malos caminos. (vs. 16; 10:14-17)
Pero normalmente sucede todo lo contrario, el pecado ha enceguecido el corazón de las personas, y niegan a Dios de todas las maneras posibles, encontrando excusas y respuestas para todos sus pecados en vez de arrepentirse, y aceptar que han pecado contra Dios.
vs. 24 – 32
“Por lo cual Dios también los entrego…”

Esta misma expresión se repite en los vss. 26 y 28, y Dios esta recalcando esta verdad, que mientras el hombre siga rechazando a Dios, el Señor los abandonara y los entregará a sus creencias erróneas, actividades inmorales y autodestructivas.

Si el hombre abandona o decide abandonar a Dios, Dios lo abandona permitiendo que viva las consecuencias de sus propias decisiones y juicios respectivos por sus pecados.

Según estos vss. Dios entrega al hombre a tres cosas:
· A la inmundicia vs. 24
· A las pasiones vergonzosas vs. 26
· A una mente reprobada vs. 28

Esta entrega de Dios tiene como consecuencia, toda clase de inmoralidades sexuales, y confusiones, mas aun caen en perversidades y maldades.

Los vss. 29-32, son una clara muestra de la humanidad, y de su rebelión en contra de Dios. Mas aun, es tan irracional y profundo el pecado del hombre que a pesar de ser conocedores y entender los juicios de Dios por su forma de vida, siguen pecando y arrastrando a otros al pecado, incluso se complacen en tales cosas.

Va-Yikra
10/07/2012, 02:06
B.- Sobre los que sejustifican a sí mismos 2:1-16
Basados en lo visto hasta ahora,entendemos que el hombre es culpable y digno de ser condenado, además de eso,no hay manera que el hombre se excuse o busque una manera de presentarse justoante Dios.

vs. 2 Este verso nos enseña que el juicio deDios se manifestara con justicia absoluta, contra todas aquellas personas queniegan le verdad de Dios, no hay excusa o argumento que podamos presentar ese día,delante de Dios, sentado en su gran trono blanco (Ap. 20:11-15) La verdad de Dios, la Palabra que fue rechazadapor los hombres y mujeres pecadores será la que nos juzgue y Dios dictarásentencia. CULPABLE (Jn. 12:48)

vs. 12 Nuevamente encontramos esta verdad, que nohay manera de excusarse del juicio de Dios, el no haber escuchado nunca la Ley de Dios, Su Palabra, no esexcusa para vivir una vida en pecado, por que como estudiamos anteriormente,todo hombre tiene grabado en su corazón leyes morales sembradas por Dios mismoque nos declara su existencia, Poder, Juicio y la condenación para el pecador;eso lo vemos aun en los pueblos paganos, que buscan adorar y tener leyesmorales que rijan su vida.

vs. 14-16La naturaleza del hombre fuecreada originalmente buena, como se nos enseña en Gn. “…imagen y semejanza de Dios…”, pero la caída enveneno y destruyoesta imagen, empero el pecado imputado, no obliga al hombre a que su conductamoral sea contraria a Dios, ya que aun los niños nacen sin esa conciencia depecado; claro que es verdad que somos sensibles a pecar, pero así como podemospecar, debemos, y estamos en la obligación de buscar a Dios, y ser redimidospor El. Así que no hay excusa que valga,para estar alejados de Dios, ya que si lo hacemos, recibiremos el justo castigopor nuestros pecados.

Va-Yikra
26/07/2012, 23:41
C.- Sobre los religiosos 2:17– 3:8

Aquí vemos otro ejemplo del hombrede querer justificarse ante Dios, LA RELIGIÓN, normalmente basada en hechos externos,algo que hasta en los mismos judíos lo vivieron y aun lo viven, ningunareligión llámese el nombre que esta tenga puede justificar al hombre ante Dios. No importa la religión quepractiquemos, ninguna nos vuelve aceptos ante Dios, solo el recibir a CristoJesús como Salvador y aceptar nuestra condición de pecadores es lo que nospuede redimir, ya que si no lo hacemos, seremos juzgados sin importar lareligión que profesemos.

vs. 21 En este versículo vemos algo más de la insensatezy vano de la religión, ya que en la mayoría de las religiones del mundo, sepractica los mismos males que los que no las practican, esto nos enseña que noes la religión lo que cambia al hombre, es Cristo Jesús Señor nuestro.

vss. 28-29
Así como la religión judía, ylas demás religiones, que practiquen una religión como una mera formalidad,siempre será algo exterior, real pero desde el punto de vista humano, peroineficaz para obtener la salvación y perdón de Dios. Todo lo que somos, todo lo quehacemos debe ser guiado por el Espíritu Santo para gloria de Dios, es El, quienvuelve real a Cristo Jesús en nuestro corazones y espíritu, el morando ennosotros, es lo que nos guarda de lo inútil de la religión de actos y obras. Así que como seres redimidos,debemos vivir una vida de redimidos, por la vida que nos dio Cristo Jesús yvive en nuestro espíritu, solo sujetos a Dios en obediencia y adoraciónlograremos practicar una verdadera FE y religión.

3:1-3 En estos vss. Pablo no esta discutiendolas ventajas de ser Judío, mas aun recalca la importancia de la religión quepracticaba su pueblo, al grado de ser ellos los portadores y los querecibieron, los mandamientos y profecías de Dios. (2Tim. 2:13) Pero también nos enseña sobre lafidelidad de Dios, que aun a pesar de la incredulidad del hombre sin importarla religión que profese o que no profese ninguna, las promesas de Dios sufidelidad y juicios son verdaderos y reales. (Jn.3:36)

vss. 4-5
Dios nos esta enseñando hasta lo vano pues de las religiones, que comotal no nos pueden salvar, es el arrepentirnos, de reconocer que somospecadores, y eso es lo que Dios busca y el apóstol nos enseña. Que para poder creer en El, y sersus hijos, primero debemos arrepentirnos de nuestros pecados, al hacerlo deesta manera estamos aceptando que Dios es justo y solo hace al aceptar que Eles justo y nosotros pecadores podemos recibir de El, el ser declarados justos. El no hacerlo igualmente Dios nosmostrará Su Justicia por medio de Juicio y Castigo, de esa manera Dios nosmuestra también Su fidelidad y Su carácter Justo. De tal manera que el juicio de Diossobre el pecado, no es que Dios esta siendo injusto, es por Su fidelidad a SuPalabra y Su Santidad lo que exige El juzgue y castigue el pecado.

vss. 7-8
Dios es cien por ciento veraz,la palabra griega traducida en este verso como verdad, denota y nos enseña lacalidad de la verdad de Dios, Un Dios veraz, honesto, fiel, todas ellasvirtudes de Dios. Aunque muchos predicabantergiversando el Evangelio de Pablo “…hagamosmales para que vengan bienes…”, y claro Dios en todo Su poder y soberaníapuede tomar algo malo y volverlo bueno y Su nombre sea glorificado, El nuncahace mal y no nos permite hacer el mal para obtener buenos resultados. Así que solo la religión, que nobusca la sujeción y obediencia a Dios puede llevar a pensar o hacer actividadescontrarias a la Voluntadde Dios y sus justos juicios.

Va-Yikra
29/07/2012, 14:55
D.-Sobre el mundo en su totalidad 3:9-20vss. 9-12

Esta es una conclusión, TODOS ABSOLUTAMENTE TODA LA HUMANIDAD ESTA BAJO LA CONDENACIÓN DELPECADO. (Sal. 53:3; 130:3; 1Jn 1:8; 5:19) Pablo nos enseña entonces launiversalidad del pecado y menciona 7 veces en apenas 4 versículos: 2 vecesTODOS y 5 veces NO HAY. Todo esto nos enseña que nadie esta exento del pecado yPablo lo reafirma de manera categórica, para que no haya excusas.

vss. 13-18De estos versos, todos ellos nosenseñan el nivel de corrupción del corazón del hombre, que ni siquiera haycierto grado de de Temor hacia Dios, al grado de pensar que no cometen ningún pecado, y buscan justificar sus actoscon cualquier argumento. Todas estas citas tomadas del A.T.,reafirman la verdad de Dios en cuanto a su Justicia y el pecado del hombre quelo tiene alejado de El, y digno de ser juzgado y condenado.

Va-Yikra
02/08/2012, 20:22
3.- Justificación 3:21 – 5:11

Este es un término legal por el cual se nos enseña que Dios nos declara justos, que nos absuelve de todos nuestros pecados, y nos hace justos y aceptos ante El.

La Justificación es por medio de recibir a nuestro Señor Jesucristo, como tal es un don de Dios un regalo que lo recibimos por Su pura gracia derramada en la Cruz del calvario. (Efe. 2:8; Rom. 3:21-25)

A.- ¿Qué es la Justificación? 3:21-31

Entramos ahora si en la parte medular del libro de Romanos, Pablo nos ha enseñado como Dios introdujo las Nuevas de Salvación por medio de Su Hijo Jesucristo, y la condenación que pesaba sobre la humanidad por causa del pecado.

vs. 21 “Pero ahora…” La justicia de Dios se ha dado a conocer, una justicia que no se sustenta en obras llámese esta religión o actos que pretendan justificar al hombre a los ojos de Dios, aun mas nos enseña que aunque el hombre niegue a Dios, eso no lo libra del juicio y condenación venidera.

Esta justicia testificada por la Ley y los profetas, en la que solo Dios mismo hecho carne, pudo cumplirlas y traer consigo la Salvación al morir por nuestros pecados y justificarnos ante Dios, una justificación que solo podemos acceder por la FE en Cristo Jesús Señor nuestro.

Los judíos buscaban la justificación ante Dios por guardar la Ley, y así como todas las religiones resultan inoperantes para acercarnos a Dios, ya que ninguna carne será justificada ante Dios si busca la salvación por medio de las obras (vs. 20), pero es la fe en Cristo lo que Salva y Justifica al hombre (1:17)

Esta es la justicia de Dios, revelada en los evangelios, esta es la base y el fundamento de Dios para la salvación del hombre, esta justicia no tiene nada que ver con las obras, tiene que ver con la FE en Cristo Jesús. (Filp. 3:9)

Nadie sin excepción, puede alcanzar por sus propios medios las normas divinas de perfección moral para merecer la Gloria de Dios, por lo cual si va a haber alguna Salvación para el hombre debe venir de parte de Dios.

Va-Yikra
06/08/2012, 22:46
vss. 22-26
La Fe que debemos tener en el Señor Jesucristo, debe ser una FE genuina en Él y Su obra Redentora en la Cruz del Calvario, es una seguridad completa en El y no en nuestras obra o religión, sino en lo que Él hizo para que alcancemos la Salvación.

Nadie sin excepción, puede alcanzar por sus propios medios las normas divinas de perfección moral para merecer la Gloria de Dios, por lo cual si va a haber alguna Salvación para el hombre debe venir de parte de Dios.

El hombre por su misma condición DE PECADOR, moralmente se encuentra ALEJADO DE LA GLORIA DE DIOS.

Cuando Dios creo al hombre a Su Imagen y Semejanza, lo hizo para que sea una expresión de Su Gloria manifestada en toda la creación, pero al pecar el hombre se alejo de Dios y por ende de Su Gloria, como resultado no puede ni es capaz de manifestarla, y solo manifiesta obras pecaminosas, al grado que la misma Palabra nos enseña: Is. 64:6 “Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia…”

Este es el punto determinante para que el hombre reconozca su separación absoluta de Dios, al grado que Dios no acepta ni aun sus obras justas, mas aun las considera inmundas, el hombre como tal esta sujeto a condenación y juicio, y solo Dios puede justificarlo.

Todos los pecadores estamos confrontados ante la Santidad y Justicia de Dios, pero también bajo las exigencias de la Gloria de Dios de la cual estamos alejados, por que todos hemos pecado contra la Santidad de Dios y hemos quebrantado la justa Ley de Dios, y estamos privados de la Gloria de Dios, por ende estamos todos bajo condenación.

Pero Dios en Su infinita misericordia ha manifestado Su Salvación por medio de Jesucristo, y al JUSTIFICARNOS, Dios nos declara justos, conforme a Su Norma de Justicia, no conforme a ninguna medida de hombre, sino según las normas de Dios. Él lo hace basándose en la Redención de Cristo.

Ya que Cristo pago en la Cruz, el precio por todos nuestros pecados y en Su sacrificio y redención Él cumplió todos los requisitos que Dios había puesto sobre nosotros, y como Él es Justo, El debe justificarnos gratuitamente, por que el pago por nuestros pecados fue realizado por Cristo Jesús Señor Nuestro, tal justificación es por la pura gracia de Dios, no por nuestras obras. (Ef. 2:8-9)

Apolutrosis (apolutrosis)=REDENCIÓN. Una liberación asegurada por el pago de un rescate, en el griego secular, describía a un conquistador soltando a prisioneros, o a un amo redimiendo a un esclavo. En el N.T., la palabra designa la liberación del mal y la condenación del pecado por medio de Cristo. El precio que se pago para la compra de esa liberación fue Su Sangre derramada.
Tomado del Diccionario Strong #629

Va-Yikra
13/08/2012, 20:33
Nosotros originalmente le pertenecíamos a Dios, pero nos perdimos a causa del pecado. Los requisitos de la Santidad, Justicia y Gloria de Dios, era tan elevados, que no había ni hay manera que algún hombre llegue a cumplirlos.


Pero Dios en Su infinita misericordia, pago el precio de nuestros pecados al Redimirnos en la Cruz del Calvario, y nos recupero para El pagando un alto precio, DERRAMAR HASTA LA ÚLTIMA GOTA DE SU SANGRE (1Pd. 1:18-19), Cristo murió en la Cruz para Redimirnos y Salvarnos. (Gal. 3:13; Tito 2:13-14; 1Pd. 2:24; 3:18)


Hilasmos (hilasmos)=PROPICIACIÓN. Se relaciona con hileos=misericordioso, esta palabra nos muestra a Cristo como apaciguando, con Su muerte sacrificial, la ira de Dios por razón del pecado de los seres humanos. También presenta Su muerte como un acto expiatorio por el pecado. A través de la muerte expiatoria de Cristo, Dios extiende Su misericordia al pecador que cree, y se reconcilia con Él.
Tomado del Diccionario Strong #2434

Entonces la propiciación, según la enseñanza Bíblica nos habla de un sacrificio que satisface la justa Ira de Dios, sin este sacrificio realizado por Cristo Jesús en la Cruz, todos los seres humanos estaríamos destinados para el castigo eterno.

Este es el sacrificio por el perdón de nuestros pecados y de todo el mundo (1Jn. 2:2; 4:10). La Santidad, la Justicia de Dios y Su Gloria misma, demandaban el castigo por los pecados de la humanidad, pero Dios en Su amor envió a Su Hijo (Jn. 3:16), para llevar a cabo el sacrificio expiatorio por todos los pecados.

De esta manera la ira del Padre fue PROPICIADA (satisfecha, apaciguada), su ira en contra de todo aquel que acepte el sacrificio de Cristo y lo reciba como Dios y Salvador, ha sido apartada, por ende el hombre a pasado de muerte a vida y sus pecados han sido perdonados.

Entonces la única manera de Dios castigar todos lo pecados sin condenar a la humanidad fue, que Cristo tuvo que venir y morir por todos nuestros pecados, esta fue la solución divina para que Dios siguiera siendo justo (castigando el pecado) y al mismo tiempo salvar a toda la humanidad justificando a los pecadores. Todo aquel que reciba a Cristo Jesús como Dios y Salvador esta recibiendo de Dios la Justificación y queda absuelto de todos sus pecados por el sacrificio de Cristo hecho en la Cruz, Redención y Propiciación obran en conjunto para Justificación del hombre.

Va-Yikra
20/08/2012, 17:42
vss. 27-31Pablo declara enfáticamenteaquí, que la base de la Salvaciónes netamente la FE,en la cual las obras no tienen nada que ver. Es la Fe en Cristo Jesús y en Susacrificio en la Cruz lo que nos permite recibir de Dios la Justificación.

La Fe es pues el medio por el Dios justificara tantoa judíos como a Gentiles, la Fees el único camino para que lleguemos a una posición donde podamos serjustificados por Dios.

Entonces toda la Salvación depende de Cristo y de la Fe que depositemos en El, lasleyes morales de Dios escritas en el A.T. no es que queden invalidadas, sinoque Cristo las cumplió en Su totalidad por nosotros, y entregando Su vida parapagar todas nuestras transgresiones, y así pasamos de depender de las obras de la Ley a la gracia y Fe en CristoJesús Señor nuestro.

Va-Yikra
21/08/2012, 23:58
B.-El Ejemplo 4:1-25

vss. 1-4 En el Cap. 3el apóstol Pablo nos hablo de la justificación objetiva y posicional efectuadapor la muerte de Cristo, en cambio en este cap. Pablo nos muestra lajustificación subjetiva y disposicional llevada a cabo por la resurrección deCristo.

Pablo usa a Abraham, quien esconsiderado por los judíos como el padre de su religión y que la justificaciónes por obras, pero el apóstol Pablo nos demuestra que la salvación por la Fe se enseña tanto en N.T.,pero también se lo hizo en el A.T., y que Abraham es un ejemplo de la justificación por la Fe.

Abraham es un ejemplo vivo de que lajustificación es por FE, es la manera como Dios quiere que nos acerquemos a Él,y que Él esta llamando a los hombres caídos en pecados a volver a Dios.

La Justificación objetiva y posicional que estudiamosen el cap. 3 esta relacionada con la redencióny propiciación, por medio del cual el hombre se reconcilio con Dios; la Justificación subjetiva y disposicional delcap. 4, esta relacionada con la vida, por medio del cual los hombres llegan aser herederos de las promesas de Dios y dan cumplimiento a Sus propósitos.

Abraham por ende es el antepasado detodos nosotros, de los que hemos sido justificados por la FE, una fe que le hizomerecedor y heredero de todas las promesas de Dios.

La justificación queDios da no es una recompensa por nuestras buenas obras; la justificación es porla pura gracia de Dios, algo que Dios nos otorga gratuitamente por medio de la redención de Cristo.

Si la justificación se basara ennuestras obras, entonces sería algo que nosotros nos hubiéramos ganado pornuestras propias fuerzas o sacrificios, y sería algo que Dios estaría en laobligación de pagarnos y ya no sería algo gratuito, y como la salvación es porgracia, entonces depende de Dios y no de nosotros. La gracia de Dios esabsoluta, algo que el nos regala para que Su nombre sea glorificado.

Abraham fue pues justificado no porsus propias obras, sino por que el le había creído a Dios y su Fe estabadepositada en el Dios que lo había visto, que le había concedido un hijo y quele había prometido ser padre de multitudes. Su Fe era en un Dios que habíaderramado su gracia para justificarlo, no en sus obras que eran vanas para acercarlo a Dios.

En los tiempos de Abraham aun no existíala Ley, Abrahamno presto servicios de sacerdocio ni desempeño ningún tipo de ritual para seraceptado por Dios o ganar algún merito, lo que obro la Justificación deAbraham fue la FEque deposito en el Dios que se le había aparecido repetidas ocasiones (Gn.12:1-3, 7; 13:14-17; 15:1-7) y en cada aparición la Gloria de Dios fue sobreAbraham afirmando su fe y convicción, así que la Fe de Abraham se fundamentaba en Dios mismomanifestado desde su interior y brotando para así producir la justificación porla Fe, fe quedepositaba en Dios. La reacción de Dios ante esta fe de Abraham fue declararlojusto, esta justificación no fue por las obras, sino por que el había creído enDios.

Va-Yikra
25/08/2012, 01:12
vss. 6-9
He aquí una hermosa referencia dela Salvaciónotorgada por Dios, como un regalo en el cual las obras no tienen nada que ver,Dios imparte Su justicia y Salvación a todos los que creen, Dios no siguetomando en cuenta toda la maldad y sus pecados son perdonados y olvidados, laúnica condición, que tenga fe y se arrepienta de sus pecados.

La circuncisión como tal es unamuestra física de obediencia a Dios, pero que no justifica porque se sustentaen una obra que busca agradar a Dios, pero sabemos que por obras nadie esjustificado, la fe de Abraham es una muestra de ello, su justificación vino porla Fe que depositoen Dios, por ejemplo no podemos decir que para ser salvo debo primerobautizarme, ya que el bautizo es el acto externo que demuestra que somossalvos, así mismo son las obras, son una muestra y señal de que soy salvo(Stgo. 2:14,17-18), las obras son el testimonio de mi salvación, de mi fedepositada en Dios.

vss. 11-14
La circuncisión no fue la razónpor la cual Abraham fue justificado, al contrario, fue la señal y confirmaciónexterior que ya había sido justificado, ya que el recibió las promesas yjustificación antes de ser circuncidado. Así mismo volviendo al ejemploanterior, el bautizo no salva, ni las obras, el bautizo es un testimonio que hesido justificado por recibir a Cristo, así como las obras son el testimonio demi fe y de haber sido salvado.

Pablo trata de enfatizar entoncesque las obras de Ley no logran la salvación del hombre, antes si alguien quiereser salvos por obras, su fe es nula e incluso imposible la salvación, ya quenadie puede vivir y cumplir en su totalidad de la Ley. Solamente Cristo logro cumplir todoslos requerimientos de la Ley y llevar sobre Él todos los pecados de lahumanidad y así redimir al hombre, y a todo aquel que crea y deposite su Fe enCristo Jesús, recibirá gratuitamente la justificación.

vss. 16-25
La FE tiene una característica especial en relacióna los otros dones, o virtudes, ya que la mayoría de ellos, llámese amor, gozo,paciencia, misericordia, etc., son hasta cierto punto fruto de nuestro propioesfuerzo y disposición, no sucede lo mismo con la FE, ya que ella es negarse auno mismo, depositar nuestra confianza y esperanza en Dios.

Posiblemente es por ello que Dios,usa de la FE quetenemos en el para redimirnos y salvarnos, la FE es lo que permite que la gracia de Dios seaderramada en nuestras vidas, para que sea por FE y no por obras, nuestrasjustificación. Tener fe debe llevar a tomar unadecisión, tu eres un pecador y solo Cristo puede salvarte, y decido creer en Ely sus promesas, tener fe es permitir a Dios obrar en mi vida.

Esta es la Esperanza que tenemos,cuando toda capacidad humana es nula, cuando toda esfuerzo nuestro es inútil,así como Abraham, debemos depositar nuestra Fe y ESPERANZA en Dios y en susPromesas. La muerte de Cristo pago todosnuestros pecados, su resurrección nos da la Esperanza certera que suSalvación es real por que tenemos un Dios vivo.

Abraham fortaleció su Fe en laspromesas hechas por Dios, y recibió su recompensa, así mismo nosotros, nuestraFE debe fortalecerse y confiar que las promesas de Dios y Su Justificaciónestán a nuestro alcance si confiamos en Dios.

Va-Yikra
28/08/2012, 23:28
C.-El Resultado 5:1-11

vs. 1 Todoel proceso de Justificación tiene como fin que lleguemos a tener PAZ CON DIOS,paz que da como resultado, el no ser condenados, y ser hijos de Dios, al aceptarel sacrificio de Cristo.

Esta PAZ CON DIOS, no es simplemente un sentimiento ouna mera emoción (de tener paz en miespíritu y conciencia), sino es una condición real, que se afirma en misconvicciones, ahora soy salvo, hijo deDios, por el sacrificio expiatorio de Cristo; antes fuimos sus enemigos,pero ahora somos sus amigos. (vs. 10; Efe. 2:16; Col.1:21-22) Estábamos sin Dios, extraviados ennuestros delitos y pecados, alejados de Su amor y de la comunión con Él porcausa del pecado; pero mediante el sacrificio de Cristo en la Cruz, por Su Sangrederramada, hemos sido atraídos de nuevo hacia Dios, perdonados nuestrospecados, declarados justos, adoptados como hijos suyos.

vs. 2 Toda la vida cristiana es el fruto de lagracia de Dios, una bendición, una salvación, una redención que no merecemos, CristoJesús nos reconcilia con Dios medio de su sacrificio, el velo del templo fuerasgado, prototipo de lo que separa al hombre de Dios, esta separación ya noexiste y tenemos acceso a Dios y a Su gloria. La Fe nos da acceso a esta gracia ygloria de Dios, esta fe que nos justifica y nos libra del pecado y obras de lacarne que nos tenían bajo condenación.

Esta gracia que manifiesta el amor d eDios, y nos expresa claramente que no solamente estamos bajo la bendición deDios sino bajo su gracia, por lo tanto la gloria de Dios esta sobre y dentro denosotros.

La Fe nos da acceso por medio de la gracia a la Gloria de Dios y luego nosda una posición firme en la gloria de Dios, una esperanza que seremos introducidosen la gloria de Dios, el día que Cristo Jesús sea revelado y venga en toda Sugloria a levantar a Su pueblo.

Va-Yikra
04/09/2012, 01:38
vss. 3-4 Pablo aquínos enseña que a pesar de las tribulaciones, nuestro gozo y confianza debemos permanecer firmes, ya que las pruebas y luchas cooperan para nuestro bien, para que seamos transformados y conformados a la imagen de Dios.

El cristiano debe aprender a regocijarse en medio de las pruebas, ya que estas tienen como fin si nos sujetamos a Dios el formar un carácter firme, aprobado, que fue madurando al experimentar las pruebas y tribulaciones. “…y la prueba esperanza.”, una esperanza, que nos fortalece y afirma en que recibiremos las promesas y bendiciones de Dios en nuestras vidas

vss. 5-8“Y la esperanza no avergüenza…”, la esperanza del creyente, no es mero optimismo o actitudes positivas sin fundamento; es seguridad en las promesas de Dios, convicciones que nuestro destino y futuro están en las manos de Dios y su amor manifestado en Cristo Jesús, quien se nos revela por medio del Señor Espíritu Santo y ha vuelto realidad el sacrificio de Cristo en nuestros corazones.

El apóstol Pablo nos muestra un proceso, en el cual el creyente debe pasar de la FE (vs.1) a la esperanza (vss. 2,4-5), y de la esperanza al amor (vs.5; 1Cor. 13:13), este amor, es el amor derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo. “…a su debido tiempo…”, todo estuvo dentro del plan de Dios para la Redención de la humanidad (Mr. 1:15; Gal. 4:4), el amor de Cristo y su sacrificio en la cruz se fundamenta en la Gracia gratuita de Dios, en la cual el hombre no tiene nada que ver para obrar esta redención, ya que el hombre no tienen ningún valor que pagar, sino simplemente son el objeto sobre el cual el cual Dios va a derramar Su amor y Su gracia. “…en que siendo aun pecadores…”, el hombre como tal no tuvo nada que hacer, el hombre no necesito presentarse justo ante Dios, para que El enviara a Jesucristo, para ganar nuestra Salvación, fue Su infinito amor y gracia lo que llevaron a Dios a enviar a Su Único Hijo para salvarnos.

Va-Yikra
08/09/2012, 01:43
vs. 10 “Porque si siendo enemigos…”, Dios no es enemigo del hombre, el hombre es el enemigo de Dios, pero Dios en su infinito amor, cambia esa enemistad del hombre hacia a Dios y lo convierte en RECONCILIACIÓN.

Es Diosquien toma la iniciativa de resolver el conflicto entre El y el hombre. (2Cor.5:18) Dios decide y actúa obrar la reconciliación por medio de la muerte de Su Hijo Cristo Jesús (Col. 1:21.22), y terminar con la hostilidad, por lo tanto la Reconciliación esta íntimamente relacionado con la Justificación.

Como lo indica elparalelismo:




vs.9 vs.10Justificados ReconciliadosPorSu sangre Mediantela muerte de Su HijoSeremossalvos SeremosSalvos vs. 11 La Sangre de Cristo nos Justifico, LaMuerte de Cristo nos Reconcilio, hemos sido salvados, la vida de Cristo esta ennuestro interior, Su resurrección es lo que nos permite vivir, una paso mas,por esta vida de Cristo morando en nosotros, nuestro viejo hombre sepultado ytodo lo que vivimos es para la gloria de Dios, nuestras acciones, forma de vidaen todos los sentidos depende de Dios, El Vive, nosotros vivimos. (Gal. 2:20)

Va-Yikra
18/01/2013, 14:55
4.- Santificación 5:12 – 8.13

A. Muerte en Adán, vida en Cristo 5:12-21

Todo este pasaje debe ser entendido en el contexto de los versos del 3:21 hasta el 5:11, que es toda una exposición de la gracia de Dios revelada por medio de nuestro Señor Jesucristo, tal es esta enseñanza que ahora se va analizar vía contraste por ejemplo que por un hombre que desobedeció entro el pecado y la condenación para la humanidad (Adán) y por otro hombre que obedeció entra la justificación y la reconciliación de la humanidad (Cristo).

Esta comparación entre Adán y Cristo nos da una luz clara tanto de las consecuencias del pecado así como de la salvación. Adán simboliza la condenación del hombre (1:18-3:20); Cristo representa la justificación del creyente (3:21-5:11)

vs. 12 La muerte física es la paga del pecado, y como tal es un símbolo de la muerte espiritual, la última separación entre Dios y el hombre. No es una repetición de Rom. 3:23, el contexto apunta mas apropiadamente a que el pecado entro por causa de Adán y como consecuencia condeno a toda la humanidad (vss. 18-19) y la muerte de todos (vs. 15).

Esto nos muestra que nuestra vida no tiene posibilidad de iniciarla sin pecado, aun desde el momento en que nacemos nuestra naturaleza pecaminosa esta presente y nos lleva a condenación. (Gn. 8:21; Sal. 51:5)

Como tal la muerte es el resultado de una acción, EL PECADO (todo pecado lleva consigo consecuencias), primero el espíritu del hombre fue separado de Dios, lo cual sería una posición de condenación espiritual, y el resultado de esto fue también la muerte del cuerpo, la muerte física.

Es por eso que el pecado y la muerte no pueden separarse, donde esta el uno obligatoriamente esta el otro, la muerte no es solo un sufrimiento que esta por venir, es algo con lo cual nos enfrentamos a diario.

Desde el primer capítulo de Romanos hasta el verso 11 de este cap., el apóstol Pablo nos habla de los problemas de los pecados (plural), y partir del vs. 12, el nos habla del pecado en singular.

Pareciera que los en los caps. del 5 hasta el 8 el pecado estuviera personificado, el pecado pasa de ser una simple acción, a algo que mora en el creyente y que es parte de su personalidad caída que incluso:

1. Puede entrar vs. 12
2. Reinar vs. 21
3. Enseñorearse de las personas 6:14
4. Engañarlas y matarlas 7:11
5. Morar en ellas y hacer que actúen en contra de su voluntad 7:17, 20
6. El pecado pareciera estar vivo 7:9

Lo que si esta claro, que el pecado que mora en el creyente es real y esta activo por la carne misma de pecado, esta naturaleza de pecado fue heredada desde el mismo Adán, y ha llegado a ser parte de nuestra misma naturaleza. Esta raíz pecaminosa que mora en nuestro interior, es la raíz de todas las acciones exteriores pecaminosas.

Va-Yikra
01/02/2013, 23:49
vs. 14-21
La muerte como tal, resultante del pecado, Pablo la menciona muchas veces en los caps. 5-8 (vs.12, 14, 17, 21; 6:9, 16, 21,23; 7:5, 10, 13 24; 8:2, 6, 38), pero de la misma manera la palabra vida (vs. 10,17-18,21; 6:4, 22-23, 7:10; 8:2, 6, 10-11, 38) formando entre ellas un contraste, Adán y la muerte de que nos trajo a causa de su pecado y Cristo y la Vida que nos regalo a causa de Su Sacrificio.

Así pues el hombre esta entre la vida que nos regala Cristo o el pecado que nos condena a causa de Adán, entre Dios que busca salvarlo y Satanás que busca tenerlo cautivo en sus pecados y condenado.

Así que bien podríamos llamar a los caps. 5 y 8 de Romanos la medula misma de la Biblia, por que en ellos se nos enseña de modo concreto y detallado el conflicto mismo de las edades por causa del pecado y la búsqueda de Dios por salvar a la humanidad.

En este cap. Las palabras transgresión, delito, desobediencia, son una referencia de Adán y su caída, y al ser Adán padre de toda la humanidad, toda ella participa de su pecado, juicios, consecuencias del mismo y condenación.

De igual forma Cristo como cabeza de la Iglesia y Redentor de la humanidad nos hace participes de Su salvación adquirida en la Cruz a precio de Sangre, así pues todo el cuerpo de Cristo, participa de todas la bendiciones y promesas y de todo lo que Cristo experimento y tiene para ofrecernos. Ef. 1:22-23.

Como tal la Iglesia esta llena y revestida del Poder de Dios y debemos vivir y dar testimonio de aquel que nos salvo de las tinieblas a Su luz admirable. Todo lo que es Cristo, ha sido transmitido a Su iglesia que es Su cuerpo.

¿Pero cual es la similitud entre ambos? En el pecado de ninguna manera, pero si en que sus acciones afectaron a mucha gente, en el caso de Adán a toda la humanidad, al ponerla bajo condenación; en el de Cristo por traernos la justificación por la fe, a todo aquel que cree.

Pablo nos ofrece un triple contraste:

1. El pecado de Adán fue acto voluntario; el sacrificio de Cristo, una acción de Gracia (vs.15)
2. El pecado de Adán trajo consigo condenación y muerte; mientras que el sacrificio de Cristo justificación y vida (vss. 16-17)
3. Adán se caracterizó por su desobediencia; Cristo por Su obediencia (vss. 18-19)

Desde esta perspectiva la actitud de Adán y su desobediencia la llevamos con nosotros desde el nacimiento mismo; pero todo aquel que cree en Jesucristo y lo recibe como Dios y Salvador, pertenece a El por la FE.

En Adán somos condenados y morimos; en Cristo somos justificados y vivimos. Esta salvación como ya se ha dicho es un regalo de Dios a pesar de nuestras transgresiones.

La Justicia de Dios, Su Gracia y Eterno amor y misericordia se manifestaron en Cristo Jesús para regalarnos la Vida, no es una vida física, es la vida misma de Dios manifestada en nosotros una vida divina, no por nuestras obras sino por la Fe en Cristo Jesús. (Jn. 11:25; 14:6; Col. 3:4)

Va-Yikra
20/03/2013, 05:05
B.- La identificación con Cristo 6:1-23

a) Identificados vss. 1-5

vs. 1-2 “… ¿perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?...”

Esta pregunta surgió de una mala interpretación de lo que el apóstol Pablo enseñaba (5:20-21) “…pero cuando abundo el pecado sobreabundo la gracia…”, y los detractores de Pablo la utilizaron para decir que lo que el apóstol enseñaba era una irresponsabilidad moral, aduciendo que enseñaba que para que la gracia de Dios sobreabunde, pues se debería pecar una vez y otra vez, para darle a Dios la oportunidad de derramar Su gracia sobre nosotros los pecadores.

Este concepto de un cristiano pecando de manera constante y reiterativa una y otra vez, es contraria a la enseñanza del evangelio tal y como esta expresado en toda la Escritura, y el apóstol Pablo de ninguna manera enseñaba eso, antes el enseñaba que estamos muertos al pecado, que es destructivo e insidioso para nuestras vidas, y que ahora vivimos para Cristo y que Él mora dentro de nosotros.

vs. 3 Pablo toma entonces el mandamiento de ser bautizados, como referencia de nuestra identificación con Cristo, ya que el bautismo como tal es un símbolo de la unión del creyente con Cristo en su:
· Muerte y sepultura (vs. 4)
· Resurrección (vss. 4-5; Ef. 2:6; Col. 3:1)

Aunque el bautismo no es lo que nos permite relacionarnos con Cristo de forma vital, si es un paso de obediencia que demuestra nuestra FE, en aquel que nos Salvo entregando Su Vida para redimirnos de nuestros delitos y pecados.

El bautismo entonces no es una mera formalidad o un simple rito ceremonial, es el testimonio visible de nuestra obediencia y comunión con Cristo; el bautismo grafica lo que sucede en nuestra vida, vida que viene por FE; así como en nuestro nacimiento estamos unidos con Adán, y por el pecado quedamos sujetos a muerte, ahora con Cristo hemos muerto y resucitado con Cristo, lo cual es lo que simboliza el bautismo.

Así pues alguien que nace en Cristo y a muerto al pecado no puede vivir pecando de manera continua, antes su vida se fortalece y crece en el Señor que lo salvo. Su muerte simbolizada en nosotros el momento del bautismo, es lo que nos ha separado del mundo y del poder del diablo y las tinieblas, ya ha terminado con nuestra vida natural, nuestro viejo hombre, nuestro YO, e incluso toda nuestra historia pasada, quedan sepultadas en Cristo en su muerte.

vs. 4 “…sepultados…con Él en Su muerte…”
Al recibir a Jesucristo, nuestro viejo hombre ha sido crucificado con Cristo (vs. 6), y hemos sido sepultados juntamente con Él en Su muerte por medio del bautismo; Cristo y su muerte son uno, ya que es Su muerte sustitutiva lo que nos da vida, separado del El jamás podríamos morir al pecado y esta vieja naturaleza nos seguiría dominando, pero es en Cristo en que el viejo hombre es crucificado y sepultado.

He aquí que los que hemos recibido a Cristo como Dios y Salvador, venimos a ser nuevas personas en la resurrección de Cristo, lo cual no es solo una simbología, como el bautismo, sino una forma de vida, que da testimonio que estamos vivos en Cristo, y nuestro andar y caminar dan testimonio de ello.

Es un andar, un proceso en el que somos renovados y transformados a la imagen de Cristo.