Hola!! ¿Aun no eres miembro del FCE? Te invitamos a formar parte de esta gran comunidad. Por favor tomate un minuto has click aqui Para que tengas acceso completo al foro, y así puedas disfrutar de todas las prestaciones del FCE.
oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau - Blogs - WWW.FOROCRISTIANOEVANGELICO.COM

dany sembrador

oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau

Calificar esta entrada
Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Jehová, que me
dijiste: Vuélvete a tu tierra y a tu parentela, y yo te haré bien; menor soy que todas
las misericordias y que toda la verdad que has usado para con tu siervo; pues con mi
cayado pasé este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos.
Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo; no
venga acaso y me hiera la madre con los hijos. Y tú has dicho: Yo te haré bien, y tu
descendencia será como la arena del mar,(A) que no se puede contar por la multitud.
Y durmió allí aquella noche, y tomó de lo que le vino a la mano un presente para su hermano
Esaú:
Jacob ha estado trabajando muchos años para su suegro Labán, quien le engañó
con el asunto de sus hijas y le cambió varias veces el salario de su trabajo.
Ahora Jacob considera que es tiempo de volver a la tierra que Jehová le había
prometido a sus padres, y toma a toda su familia, sus siervos y sus ganados y de
manera sigilosa sale huyendo de su particular suegro.
Previendo que tendrá un encuentro álgido con su hermano Esaú, quien no tendría
gratos recuerdos de Jacob por haberse aprovechado de su hambre para
comprarle la primogenitura y haber engañado a Isaac haciéndose pasar por el
primogénito para recibir la bendición patriarcal, suplantando a Esaú;
encontrándose Jacob en esta situación de temor e incertidumbre envía
mensajeros de paz a su hermano Esaú, los cuales regresan con un mensaje
ambiguo intranquilizando mas a Jacob, pues, su hermano viene a recibirlo con
más de 400 hombres. ¿Por qué con tantos hombres? ¿Querrá vengarse de mí
matando a mi familia y tomando todos mis bienes?
Es un momento de gran temor para Jacob. Hay grandes amenazas que se ciernen
contra él y su familia.

Esta oración podemos estructurarla de la siguiente manera:
1. La oración se dirige al Dios de los padres, al Dios del pacto. V. 9ª
2. La oración recuerda las promesas del Dios del pacto. V. 9b
3. La oración es hecha con humildad. V 10
4. La oración tiene una petición. V. 11
5. La oración apela a la Palabra de Dios y trae consolación. V. 12
1. La oración se dirige al Dios de los padres, al Dios del pacto. V 9 a
“Y dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi Padre Isaac...”
Jacob se dirige al Dios verdadero que ha establecido un pacto con sus padres.
Empieza mencionando a Abraham porque a él el Señor le hizo primero la
promesa, diciéndole “Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en
que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos”
(Gén. 17:9). Así que la petición que luego elevará Jacob está firmemente anclada
en ese pacto que Dios hizo con sus antepasados, lo cual fortalece la fe de Jacob.
Constantemente el Señor hablará a su pueblo, dirigiéndose como el Dios de
Abraham y el Dios de Isaac, recordando con esto que sus bendiciones están
aseguradas por el pacto que hizo con estos patriarcas.
2. La oración recuerda las promesas del Dios del pacto. 9 b
“Jehová que me dijiste: Vuélvete a tu tierra, y a tu parentela, y yo te haré bien”
Jacob está sumamente angustiado, la muerte se cierne sobre él, su familia y sus
siervos. Sus fuerzas se han debilitado, pero él recuerda las promesas que el gran
Señor de la historia hizo a sus antepasados. No hay consuelo más grande en
medio de la tribulación más angustiosa que recordar las poderosas promesas del
Señor. Ellas con son como el viento fresco de la montaña que baja y refresca el
sofocante calor del valle tropical.
Es poco lo que Jacob puede hacer para ablandar el corazón de su hermano y
conducirle a misericordia, pero este poco esfuerzo bañado con la gracia de Dios a
Orando conforme a la voluntad de Dios. Estudio de las
oraciones en la Biblia.

través de una oración suplicante, es más poderoso que cualquier plan
dependiente de la astucia o el poder humanos.
El Señor le ha prometido hacerle bien, a él y a su descendencia. Esto es lo que
motiva al patriarca a orar con plena certidumbre de fe.
3. La oración es hecha con humildad. V. 10
“menor soy que todas las misericordias y que toda la verdad que has usado para
con tu siervo”
Evidentemente los patriarcas enseñaron a sus hijos, a sus esposas y sirvientes la
soberanía y la grandeza majestuosa de Dios, frente a la debilidad e insignificancia
humana. Jacob aprendió en el seno del hogar, bajo el sacerdocio de su padre
Isaac, que nuestra condición humana es de debilidad y rebeldía contra Dios. Toda
bendición que nos llegue del Trono celestial, será solo por gracia.
Es así como Jacob ora reconociendo que él no es digno de recibir ninguna de las
múltiples bendiciones que el Señor le ha dado en el transcurrir de su historia.
“menor soy que todas las misericordias”, es decir, soy más pequeño que
cualquiera de ellas.
El orgullo espiritual y la prepotencia al acercarnos al Trono de la gracia acarrean la
ira y el desprecio del Señor. La parábola del Fariseo y el Publicano nos muestran
el desprecio que Jesús hace de las oraciones llenas de declaraciones orgullosas y
altivas delante del Soberano. El fariseo oraba parado y confiado en sus bondades
y aparente vida de piedad, mientras que el publicano no se atrevía a levantar sus
ojos, sino que hincado suplicaba al Señor misericordia para con él, reconociendo
sus pecados (Lucas 18:10-14). Jesús dice que el publicano regresó justificado a
su casa. Su oración había sido escuchada por el Dios que ama al corazón
humillado (2 Cro. 2:7)
La oración de Jacob está fundamentada en el pacto que Dios hizo con Abraham,
un pacto seguro, pues Dios cumple su palabra, Él no es hijo de hombre para
mentir (Núm. 23:19), pero Jacob recurre al pacto con humildad. Él no exige a Dios
el cumplimiento del pacto, pues reconoce que su debilidad humana, a causa del
pecado, lo hace inmerecedor de recibir algún bien de la mano providente del
Señor. Toda bendición recibida a través del Pacto, será solo por gracia, sin mediar


4. La oración tiene una petición. V. 11
“Líbrame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esaú, porque le temo.”
Jacob, siendo un hombre, experimenta el temor. Tiene miedo de lo que pueda
suceder.
Los santos en la Biblia no ocultan su temor ante las circunstancias difíciles, sino
que la expresan delante del Señor. Él es el mejor ayudador y solo él nos puede
decir con total seguridad “no temas, porque yo estoy contigo; no desmayes porque
yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la
diestra de mi justicia” (Is. 41:10).
La petición de Jacob es clara, “líbrame de mi hermano”. Él no le indica a Dios de
qué manera quiere ser librado, no le pide que lo destruya, solo que lo libre de sus
posibles intenciones malvadas.
Luego vemos que la respuesta llegó muy pronto. El corazón de Esaú fue aplacado
por el Señor y recibió con gran afecto a su hermano Jacob (Gén. Cap. 33).
5. La oración apela a la Palabra de Dios y trae consolación. V. 12
“Y tú has dicho: yo te haré bien, y tu descendencia será como la arena del mar... y
durmió allí aquella noche”
Al final de la oración, Jacob vuelve a recordar las Palabras del Señor. Dios no
necesita que le recordemos lo que él ha dicho, porque él no olvida como nosotros.
(Deu. 4:31). Sus promesas siempre están presentes delante de él. Entonces
¿Porqué Jacob tiene que recordarle al Señor lo que ha prometido? Lo hace por él
mismo, para su propio bien. Nuestra fe y confianza en el Señor se alimentan al
recordarnos a nosotros mismos lo que él ha prometido. Esto nos lleva a mayor
confianza y dependencia delante del Señor.
La oración es un ejercicio que favorece mayormente al hombre, no a Dios. A
través de la oración no informamos a Dios de las cosas o necesidades que
tenemos, pues él las conoce desde antes que estén en nuestra boca. ( )
Jacob termina la oración recordando las Palabras del Señor, para dar mayor
confianza a su alma, y así poder descansar en promesas seguras

Aplicaciones:
- Todas nuestras oraciones deben ser hechas con fe. No importa si la
situación por la cual oramos sea tan difícil como el correr peligro de muerte,
pero esta fe no es resultado de un esfuerzo de concentración o emoción
humana, sino de conocer la Palabra de Dios y las promesas seguras que él
nos hace por el evangelio. El apóstol Pablo dijo que la fe viene por el oír, y
el oír por la Palabra de Dios (Rom. 10:17).
- En el Nuevo Pacto no oramos a Dios en el nombre de Abraham, porque
ahora tenemos un mejor pacto (Heb. 8:6), ahora tenemos un nombre que
es sobre todo nombre. Jesús es el mediador del nuevo pacto, bajo el cual
los creyentes disfrutamos las bendiciones de la gracia. Por eso ahora, al
dirigirnos a Dios en oración, lo hacemos en el nombre de Jesucristo, quien
es la garantía del cumplimiento del pacto. Cuan seguras son nuestras
oraciones cuando las hacemos conforme a la Palabra de Dios y en el
nombre, no de Abraham, sino de Jesús, el sacerdote que entró a la misma
presencia de Dios para interceder por nosotros. (Heb. 8:1)
-

- Así como Jacob tenía grandes promesas a las cuales aferrarse a través de
la oración, los cristianos podemos orar con plena certidumbre de fe porque
hemos recibido poderosas promesas de nuestro gran redentor, pero es
necesario conocerlas. Es nuestro deber estudiar las Sagradas Escrituras.
- La mejor oración es la que se hace con verdadera humildad, reconociendo
que todas las bendiciones que recibimos del Señor son inmerecidas. Insisto
en que debemos expulsar de nuestro lenguaje frases o declaraciones que
solo son resultado de un orgullo espiritual: “Reclamo, declaro, ordeno”.
- El temor debe ser un estímulo para que oremos y expongamos nuestra
causa ante el Trono de la Gracia. Los hijos tenemos la suficiente confianza
con nuestro bondadoso Padre para expresarle nuestro temor y nuestro
miedo.

Enviar "oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau" a Facebook Enviar "oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau" a Twitter Enviar "oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau" a MySpace Enviar "oracion de jacob preparando el encuentro con su hermano esau" a Google

Etiquetas: oración Agregar / Editar Etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios