Hola!! ¿Aun no eres miembro del FCE? Te invitamos a formar parte de esta gran comunidad. Por favor tomate un minuto has click aqui Para que tengas acceso completo al foro, y así puedas disfrutar de todas las prestaciones del FCE.
Que hacer cuando un niño ROBA????
Resultados 1 al 2 de 2

Tema: Que hacer cuando un niño ROBA????

  1. #1
    Administrador Array Avatar de JoseLuis
    Fecha de Ingreso
    09 oct, 06
    Mensajes
    3,374
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    926
    Agradecido 3,266 en 1,205 Post.
    Entradas de blog
    7
    Poder de Reputación
    10

    Thumbs up Que hacer cuando un niño ROBA????




    Os pongo esta experiencia de una madre, que me llamo muchisimo la atención, y creo que es un ejemplo a imitar.

    La Madre se llama Keran Durán:



    Mi hijo invitó a cinco de sus amigos a la casa a comer pizza y a jugar. Por lo tanto jugaron de todo y en todos los rincones de la casa.
    Como se imaginarán seis niños de seis años no se pueden quedar quietos por mucho tiempo así que andaban de arriba para abajo y yo los supervisaba ocasionalmente.
    Estaban jugando futbolito, la pelotita salió volando y uno de los niños (al cual llamaré Diego) se agachó a recogerla. Cuando lo hizo de uno de sus bolsillos salió y cayó al suelo un cartucho de un video juego portátil de mi hijo, el cual Diego recogió rápidamente cuidando que ninguno de los niños lo viera… Aunque él no se percató de que yo sí lo vi.
    ¡Ooups! ¿Y ahora qué hago? Pensé. Lo primero que hice fue corroborar con mi hijo si todos sus cartuchos estaban completos. “No, me falta el FIFA 2006” me dijo. Okay, entonces Diego sí tomó el cartucho.
    No iba a permitir que Diego se llevara algo que no le pertenecía, pero tampoco lo iba a avergonzar delante de sus amigos. Así que decidí esperar el momento adecuado para pedirle el cartucho.
    A las 5:40 p.m. llamé a todos los niños al comedor para que comieran helado. Yo había pedido que los recogieran a las 6:30 p.m. pero a las 5:45 p.m. tocaron la puerta de la casa y ¡¡sorpresa!! Era el papá de Diego. ¡Ay no! ¿Ahora qué voy a hacer? ¿Cómo le pido el cartucho? ¿Le digo a su papá? Lo único que atiné a hacer fue decirle al papá que estaban comiendo helado que si gustaba esperar a Diego o pasar. La verdad no creí que pasara, los papás suelen ser más reservados que las mamás, pero me dijo que sí y pasó a la casa junto con su hijo mayor, el hermano de Diego.
    En cuanto entraron Diego le dijo a su hermano “Ven Juan, quiero enseñarte algo”. Ahí comprobé que definitivamente tenía toda la intención de llevarse el cartucho. Juan no le hizo caso porque en ese momento todos los niños se salieron al jardín a jugar futbol. “¡Ay no!” dijo el papá “ya se me fueron los dos a jugar, ahora me va a costar más trabajo llevármelos. Niños… nos vamos en diez minutos”.
    Fueron diez minutos muy largos para mí, medio platicaba con el papá, medio pensaba cómo pedir el cartucho sin avergonzar al niño y al papá. También me sirvió para darme cuenta que a través del bolsillo del pantalón de Diego se veía el contorno del objeto en cuestión.
    “Niños ya vámonos” dijo el papá. Sus hijos obedecieron y Diego fue a recoger sus cosas mientras su papá se quedaba atrás, ahí estaba mi oportunidad. Seguí a Diego y mientras recogía su mochila se dio esta conversación:
    - Diego ¿me puedes dar el cartucho que tomaste?
    - ¿Cuál cartucho?
    - El de FIFA 2006 que traes en tu bolsillo.
    - Yo no traigo nada.
    (En ese momento se me fue la sangre a los pies; no podía creer que un niño de seis años me estuviera diciendo con tanta seguridad una mentira y que estuviera convencido de llevarse algo que no le pertenecía).
    - ¿Sabes Diego? El cartucho se ve a través de tu bolsillo. ¿Me lo das por favor?

    Y entonces detrás de mí sentí la presencia de su papá, todo me temblaba pero sabía que no estaba bien que Diego se robara algo de mi hijo y que tenía que ser amable y firme.
    “Por favor” repetí y entonces Diego sacó el cartucho de su bolsillo y sumamente enojado me lo dio.
    “Gracias Diego” y el niño no me contestó, estaba muy enojado porque no había podido llevarse el cartucho, pero no estaba apenado, ni avergonzado, ni mucho menos arrepentido.
    El papá tampoco comentó nada, simplemente nos despedimos “gracias por invitarlo” “gracias por dejarlo venir” “hasta luego” “hasta luego”.

    Yo estaba helada por dentro y por fuera, física y anímicamente. Todo mi cuerpo temblaba, tenía ganas de llorar, quizá porque en ocasiones soy sumamente emocional, quizá porque me dolió profundamente la actitud de Diego, no por el daño que pudo haber ocasionado a mi familia (no poder jugar el video juego), si no por el daño que ya ha sido ocasionado en él.

    Si Diego actuó con tanto desparpajo y desfachatez es porque no fue la primera vez que robó, quizá tampoco fue la primera vez que fue enfrentado y que respondió con toda sangre fría “yo no fui”. Muy seguramente es algo que ve de continuo en su hogar, que ha aprendido y que es normal para él.

    Como cristianos, tratamos de inculcar en nuestros hijos la verdad y educarlos de acuerdo a los principios bíblicos que creemos y procuramos vivir; sin embargo no todos los padres los educan de la misma manera, no tanto por lo que les digan a sus hijos, si no por lo que hacen y lo que son.

    Mi constante oración es ser un ejemplo para mis hijos, anhelo ser coherente y que lo que les digo a mis hijos que hagan, como ser leales, respetuosos, honestos y veraces, sea respaldado por mis actos.

    No me asustó lo que Diego hizo, al contrario, me retó a ser una mejor madre, a ser más insistente con mis hijos en las cosas que son correctas, no solamente porque la Biblia lo dice, si no porque somos hijos de Dios y su naturaleza está en nosotros: no mentimos porque Dios es la verdad, no matamos porque Dios es la vida, no robamos porque Dios es dador.

    El incidente también me mostró que debo enseñar a mis hijos a ser mansos y humildes, pero que eso no significa humillarse y ser tontos; que debo darles las herramientas para enfrentar el mundo real, que no puedo mantenerlos dentro de una burbuja, dentro de un mundo en que todo es bello y bueno, porque desgraciadamente nuestra naturaleza humana no es así. Quienes conocemos a Cristo luchamos continuamente por vencer a ese viejo hombre, por madurar en Él y eso no es fácil, pero diariamente decidimos echarle ganas.
    Sabemos que no todos los que nos rodean viven así y hay gente verdaderamente mala: también eso debemos enseñarles a nuestros hijos e inculcar en ellos un criterio, no sólo una serie de reglas o “mandamientos”: esto está bien hazlo y esto está mal no lo hagas.
    Ellos deben saber decidir por sí mismos, aprender a escuchar la voz del Espíritu Santo que los redarguya (si les vas a llamar la atención por algo, puedes preguntarles ¿por qué crees que te voy a reprender? Quizá ellos te digan algo diferente a lo que tú tenías en mente, así estás dejando que Dios les hable y les muestre sus errores y pecados) y entonces crecerán en Cristo.

    También aprendí cosas más prácticas: cuando los amigos de mis hijos vengan a la casa, puedo guardar en mi cuarto las cosas que ocasionen tentaciones o que no quiero que se pierdan, que se lleven o se maltraten.

    Y más que no volver a invitar a nadie a casa ¡al contrario! Quiero que los amigos de mis hijos estén aquí, quiero conocerlos, quiero escuchar sus conversaciones, sus palabras. Quiero ver su comportamiento, quiero conocer a sus padres a través de ellos.
    Quiero ser un testimonio para ellos, quiero ser luz, quiero que ellos vean en mí y en mi familia lo que no ven en sus padres y en su casa. Quiero que mis hijos sepan que las puertas de nuestra casa están abiertas y que su hogar siempre será su refugio, donde se sientan respaldados y seguros.
    Quiero que los que nos rodean vean a Cristo en nosotros y poder compartir de lo que Él es en nosotros: el camino, la verdad y la vida.

    Visita el FACEBOOK y el TWITTER del F.C.E.


    No Enlazar


    No Enlazar
    No Enlazar
    No Enlazar
    Citar Citar  

  2. #2
    Usuario Colaborador Array Avatar de McFugas
    Fecha de Ingreso
    19 feb, 07
    Mensajes
    144
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    0
    Agradecido 101 en 38 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Que hacer cuando un niño ROBA????




    Hay un refrán en gallego que dice más o menos así: "De pai porco, fillo porquiño" (de padre cerdo, hijo cerdito), y otro en castellano: "De tal palo tal astilla"

    Que responsabilidad tan grande tenemos los padres en ser de ejemplo para nuestros hijos. Ejemplos en palabra y hechos, teniendo en cuenta que nuestros hechos deben respaldar nuestras palabras.

    Que el Señor nos ayude y de sabiduría y entendimiento para poder educarlos correctamente en sus caminos y principios, y que él los proteja.

    Salu2 para tod@s

    Mc

    © McFugas 2007
    Citar Citar  

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. Que Hacer Cuando Te Sientas Confuso
    Por Maryta en el foro Las Promesas de Dios
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 06/03/2007, 11:05
  2. Que Hacer Cuando Te Sientas Condenado
    Por Maryta en el foro Las Promesas de Dios
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 06/03/2007, 11:03
  3. Que Hacer Cuando Te Sientas Desanimado
    Por Maryta en el foro Las Promesas de Dios
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 06/03/2007, 11:02
  4. Que Hacer Cuando Te Sientas Deprimido
    Por Maryta en el foro Las Promesas de Dios
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 04/03/2007, 17:33
  5. Que Hacer Cuando Los Problemas Golpean Tu Vida
    Por Maryta en el foro Las Promesas de Dios
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 04/03/2007, 17:30

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •