Hola a todos.

En la ciudad de Córdoba, Argentina, esta ocurriendo algo terrible. Una Iglesia evangélica se ha desviado a tal punto de convertirse en una secta. Es una mancha para las Iglesias Evangélicas de sana doctrina.

El líder de la secta "Iglesia Cristiana Pentecostal Rey de Reyes buscando el Rostro de Dios" es el Pastor Nino Sperati (en realidad se llama Cherubino César Sperati) maltrata a las ovejas, las manipula, con amenazas le quita el dinero a la gente y le quita sus bienes. Está progresando mucho económicamente. A mí me estafó, me dijo que si ofrendaba $50.000 (pesos argentinos) mi hija se iba a sanar de cáncer, que él iba a sanar a mi hija. Cuando no se sanó y me quejé, me dijo que le iba a dar cáncer a mi esposa si yo no le daba "Otra ofrenda de sanidad". Y que mi esposa había caído bajo maldición por haber dudado yo del Siervo de Dios y por haber tenido el atrevimiento de haber "tocado al Ungido de Jehová". Mi esposa se puso mal, se desmejoró de salud, tuve miedo y le di una ofrenda $30.000.

Yo estaba mal, ciego, asustado, con miedo, no podía ver con claridad. Enseña que la verdad y la última palabra la tiene él, porque Dios lo puso por Dios de nosotros. Que habla con Dios y que Dios le dice que tenemos que hacer con nuestros bienes y que tenemos que obedecerle a él, porqué él es la voz de Dios en la tierra y ha sido elegido por Dios. Y que nosotros no hemos llegado al nivel espiritual de él y que no tenemos la capacidad suficiente como para administrar nuestros bienes, por lo que él debe decidir por nosotros, hasta que nosotros crezcamos y podamos alcanzar la plenitud del crecimiento espiritual de nuestro pastor.

Cierto día vino a mi casa este pastor y me dijo que Dios le había dicho que yo le tenía que comprar un auto cero kilómetro. Fuimos a una concesionaria a comprar pero después se arrepintió, dijo que Dios había cambiado de opinión y me pidió dinero para su viaje misionero a Italia. Le di una ofrenda misionera de $130.000. Después me enteré que otro hermano le compró el auto.

Desde el púlpito predica lindo, pero a puertas cerradas dice que "Dios ansía que todos lleguemos a ser nmaduros, completos y buenas personas como lo es él. Que todos debemos ser como Nino Sperati".

Hay mujeres (casadas, incluso) que son obligadas a tener relaciones sexuales con él. Él les dice que "Tienen que amarlo porque asi lo manda el Señor y que tiene una semilla divina del Espíritu Santo para depositarle en el vientre. Y que no pueden negarse al destino Divino"

También le gustan las adolescentes, y de eso no se habla en la iglesia, pero sé y se sabe lo que hace con ellas.

Yo estuve casi 3 años ahí con mi familia, hasta que alguien me rescató y me llevó a una iglesia de sana doctrina y me explicaron bien la Biblia. MI hijita está bien, venció al cáncer, sé que de alguna manera Dios la sanó. Mi esoposa esta bien.

Cuando nos fuimos, el pastor Nino Sperati con un grupo de sus discípulos visitaron mi lugar de trabajo y hablaron mal de mi. También visitaron a los líderes de mi actual iglesia y hablaron mal de mí y pidieran que yo fuese expulsado de la iglesia porque el pastor Nino ya me había expulsado del Reino de Dios.

Visitaron a mis parientes, a mis amigos, a la gente que me conocía ordenándoles que no se acercaran a mi y a mi familia, que se alejaran de nosotros, que nos excluyeran, porque estábamos en desobediencia delante del pastor Nino y delante de Dios.

Hace mas de un año que nos fuimos y nos sigue persiguiendo. Y me reclama un dinero, me pide $120.000 que dice que yo le debo, cuando en realidad yo no le debo nada.

El Pastor Nino Sperati es muy sagaz y astuto. Hay a un grupo de personas de su Iglesia a la que trata bien y no les hace daño. Ese grupo lo defiende a muerte y no puede creer que haga todo lo malo que hace.

Escribo esto con la esperanza de que nadie caiga en las garras de este pastor, no quiero que nadie viva lo que mi familia y yo vivimos. Haber pasado por esa secta fue un infierno. Todos estamos bajo tratamiento psicológico y con la ayuda espiritual que nos brinda la iglesia en la que ahora nos congragamos.

Espero que alguien pueda detener las atrocidades que hace este hombre. Mi familia y yo lo hemos perdonado, no tenemos nada contra este hombre, a pesar de todo el daño que nos hizo. Lo único que pedimos es que alguien lo detenga para que no siga haciendo maldad.

Gracias, mis hermanos, por permitir que me exprese aquí. Dios les bendiga a todos.