Hay tantas maravillas escondidas
detrás de los portones del amor,
que en mi interior mi espíritu se agita
porque sé que veré lo indescriptible.

Tanto guarda el amor de Dios que toda
alma que toque quedará sobrada.
¡Oh abundancia de luz, de paz y amor
que todo lo acarician dentro mío!


19 de junio de 2016