Hola!! ¿Aun no eres miembro del FCE? Te invitamos a formar parte de esta gran comunidad. Por favor tomate un minuto has click aqui Para que tengas acceso completo al foro, y así puedas disfrutar de todas las prestaciones del FCE.
Reflexiones para Nosotras
Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 61

Tema: Reflexiones para Nosotras

  1. #1
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Cosas De Chicas!!




    Estemos alerta…


    Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil. Mateo 26: 41


    Hace unos días una amiga me dijo: ¿A usted no le importaría si me meto en su terreno? La verdad es que me reí un poco, por que ella es toda linda y no haría nada para invadir mi vida, hasta para decirme algo que ella sabe necesito escuchar, hasta para eso pide permiso y me trata de usted, a pesar que somos amigas, por eso me reí un poco. La verdad que lo que me estaba diciendo era: Tengo algunas cosas que decirte que pueden ser importantes para tu vida. Como esos avisos donde alguien te grita ¡Cuidado…! Porque estamos a punto de dar un paso en falso y caer por un ascensor que no tiene piso o por que andamos distraídas y cruzamos la calle y casi nos atropella un carro al cruzar.

    ¿Cuántas veces tenemos a alguien que nos diga… ¡Cuidado!? Yo verdaderamente aprecio personas así, es mas las necesito en mi vida. Gracias a las palabras que recibí de aviso, de estar alerta en ciertas cosas que yo veía pero no tan claramente, pero que mi amiga podía ver desde una mejor perspectiva, esta semana todo lo que estaba causando problemas y potenciales complicaciones paso sin mucho revuelco y no dañó, al contrario se sanaron muchas cosas y hoy podemos edificar en unas bases mucho mas sólidas lo que estamos haciendo.

    A veces andamos tan distraídas o pendientes de cosas que no son tan importantes que caemos en las trampas más tontas del enemigo. Tenemos que estar alerta y ORAR… No solo es tener cuidado, o estar atentas o preparadas debemos orar. Este versículo es un aviso de Dios para nosotras: Estén alertas y oren…

    Hay cosas que son simples, situaciones cotidianas de la vida pero que si no estamos alertas y orando, nos perdemos en la maraña de algo que podíamos evitar.

    El estar alertas y orando es una decisión que tomamos, que debe ser parte natural de nuestro caminar espiritual, pero aun así Dios en su palabra nos da un aviso concreto: Estén alerta y oren. Por eso es que aprecio a las personas que se atreven a “meterse en mi terreno”, porque puedo ver en ellas una cualidad de Dios y en avisarme algo y ayudarme a estar alerta a cosas que no veo, me ayudan a ver el amor de Dios y su cuidado hacia mí y saber por que orar.

    Otra cosa mas que hizo mi amiga, no fue solo compartirme algunas cosas que fueron de mucha bendición y me ayudaron a tomar decisiones claras y basadas en lo que Dios quiere para mi vida, si no que también ella me motivo a que estuviéramos orando. Igual ahora cuando nos vemos, me pregunta: ¿oye como vas con lo que hablamos, que te ha dicho Dios? Quiero que sepas que he estado orando por ti. Su oración y esas preguntas directas, me ayudan a enfocarme en mi Señor, a orar y batallar, permitiéndome un pisar mas firme que me aleja de la tentación, de situaciones que no edifican y me permiten tener victorias en escenarios donde mi distracción puede meterme en mil problemas.

    Las tentaciones, no es solo al pecado, son también circunstancias que nos llevan a actuar de maneras no gratas a Dios si las manejamos con nuestra propia sabiduría.

    Este versículo se ha convertido en uno de mis favoritos esta semana por que me ha ayudado mucho a ver la vida desde una perspectiva diferente y Dios ha usado diferentes situaciones, amigas para apoyarme y permitirme descubrir que no solo es importante el estar conscientes que algo de cuidado esta confrontando nuestras vidas que tenemos que orar.

    Vivimos vidas tan complicadas a veces que se nos olvida hasta lo que tenemos que hacer por que estamos distraídas y solo oramos oraciones y nos comunicamos con Dios solo por razones de supervivencia: Cuídame… Guíame… Protégeme… Gracias ¡Amen!

    Yo estoy muy agradecida por que tengo un Padre que me habla directamente a lo que necesito y me dice las cosas bien claras… Pero como sabe que ando siempre soñando, haciendo y corriendo, también me deja amigas que están dispuestas a meterse en mi terreno para hablarme claro y decir: ¡Oiga tenga cuidado, este alerta, oremos por eso!
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  2. El siguiente usuario agradeció a key por este útil mensaje:

    Paz (11/01/2010)

  3. #2
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    Se nos olvidan las cosas importantes…


    ¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones. Mateo 10: 29 – 31



    A veces en la vida pareciera ser un sendero largo por donde caminamos donde a veces lo significativo pasa desapercibido para nosotros, pensamos de mil maneras pero muchas veces se nos olvida lo importante, nuestra mente, corazón y vida están llenos de distracciones, internas y externas.



    ¿Qué es lo que mas nos preocupa en este momento? Probablemente eso tiene toda nuestra atención, nuestra concentración, nos quita el sueño y no nos permite relacionarnos como debemos ni con Dios ni con los demás. Oramos, le pedimos a Dios y seguimos medios perdidos, confundidos por que no vemos la respuesta que queremos. Usualmente lo que nos ocupa mas somos nosotros mismos y creo que allí esta el problema.



    Algunos hemos llegado hasta pensar o creer que somos algo que no somos, que todo lo que pensamos es lo normal y lo natural de la vida y que los demás están equivocados, por que nosotros hemos llegado a otro nivel, donde Dios nos habla tanto que vivimos como si ya casi ni al Espíritu Santo necesitáramos.



    Miráis las cosas según la apariencia. Si alguno está persuadido en sí mismo que es de Cristo, esto también piense por sí mismo, que como él es de Cristo, así también nosotros somos de Cristo. 2 Corintios 10: 7



    En algunas ocasiones podría ser que vivimos escuchando consejos, las ideas de otros, lo que nosotros mismos creemos o percibimos y pareciera que se nos olvida la importancia de su Palabra, y de repente lo que pensamos, percibimos y vemos en los demás es por lo que vivimos y no lo cuestionamos y aun peor ni si quiera oramos y si oramos es para solidificar la misma creencia.



    Consideramos tan importante nuestra percepción de las cosas, que llegamos a creer que son 100% correctas, tanto así que sin darnos cuenta ya ni escuchamos la voz de Dios o pensamos que si pero nuestra vida no lo manifiesta.



    En muchos casos vemos que luchamos las mismas batallas y seguimos criticando, viendo lo negativo en los demás, viendo lo que el enemigo ve y no lo que Dios ve en los que nos rodea y en otros.



    Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. 2 Corintios 12: 6



    Se nos olvida lo mas importante, vivimos preocupados, tensos, estresados, convencidos de que lo que hacemos, pensamos, sentimos y percibimos es lo correcto en la mayoría de los casos pero no se ve en nuestra vida la paz y seguridad que solo trae el seguir a Dios y nos damos cuenta que la tensión continua siendo parte de quien somos.



    Nuestro caminar cristiano requiere una entrega y abandono total a Dios, donde todo lo que hacemos, lo que pensamos, lo que vivimos debe ser pasado por el filtro de Dios y no el nuestro.



    Las preocupaciones, el hacer o pensar que como creyentes somos de alguna manera infalibles, que nuestras percepciones son siempre correctas, es simplemente orgullo por un lado y por el otro el preocuparnos y estar llenos de dudas nos hace vivir sin confianza en Dios y carentes de fe.



    En todo esto nos olvidamos de lo importante, que la vida es un balance en la manos de Dios no las nuestras, que El busca corazones dispuestos que vivan con total confianza en El y que no se olviden de lo sencillo, de lo importante y de que en El estamos seguros y protegidos, pero que eso no quiere decir que esa seguridad nos lleve a ser personas que pensamos mas de lo que debemos de nosotros mismos o menos.



    Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Romanos 12: 3



    Se no s olvida que lo mas importante es lo que Dios nos creado a ser y hacer. En medio de este vida tan rápida, de nuestras propias percepciones de las cosas, de las preocupaciones, y de cómo vivimos nuestro día a día, debemos siempre tener en mente que Dios nos tiene, que El nos lleva, pero que lo que mas quiere de nosotros no es lo que podamos hacer, pero un corazón dispuesto a dejarse caer en total entrega y abandono en El, conscientes que su cuidado, guía y dirección nos guarda y es lo mas importante.



    Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte. Proverbios 14: 12



    Lo mas importante es de quien somos, quien nos tiene, quien nos ama y quien se preocupa hasta de contar los cabellos de nuestra cabeza, lo demás, lo que pensemos, lo que percibamos fuera del contexto de su guía, dirección, y de su palabra carece de importancia y lo debemos dejar a un lado.



    ¿No se venden dos gorriones por una monedita? Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. Así que no tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones. Mateo 10: 29 – 31
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  4. #3
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    Para vivir en libertad


    El perdón en la práctica
    Cuando la verdad del Evangelio nos llega, nuestra vida cambia radicalmente. La extraordinaria llave que abre la puerta para que ese cambio acontezca dentro de nosotros es el perdón.

    Dios perdonó nuestros pecados a través de Jesucristo. Jesús, al morir en la cruz, pagó el precio y conquistó ese perdón a nuestro favor.
    Mas el Espíritu Santo sigue y sigue trabajando el perdón en nosotros, para que podamos perdonar a otros, perdonarnos a nosotros mismos, ser libres y vivir en plenitud la nueva vida que Jesús nos dio. Es necesidad de cada niño recibir perdón. Los padres tienen que perdonar muchas veces al niño. Si el niño no recibe suficiente perdón por sus errores hasta llenar su vaso y hacerlo rebozar, cuando llegue a ser un adulto no existirá perdón en él para poder perdonar a otros. Nadie puede perdonar más de lo que ha sido perdonado.

    El perdón es algo muy sutil. Decimos: "Perdono, pero no olvido". ¡Eso no es perdón! Perdón es quedar con la persona como si el asunto no hubiera ocurrido.

    Dijimos a nuestros hijos que los amaríamos por siempre, sin importar lo que ellos hicieran. Aunque algún día hicieran algo tan terrible que tuvieran que ir a 1a cárcel, aún los amaríamos y los perdonaríamos. Estaríamos muy tristes, oraríamos y ayunaríamos hasta que se arrepintieran, pero jamás dejaríamos de amarlos; tampoco dejaríamos de perdonarlos. Veamos esto con un ejemplo.
    Habíamos enseñado a nuestros hijos que no debían brincar encima de las camas para no dañar los colchones, pero un día al acostarlos, encontré el colchón de David casi hecho pedazos. El algodón del colchón estaba amontonado por partes y en otros lugares no había nada; en realidad había quedado totalmente inservible.

    "David –lo llamé–¿estuviste saltando encima de tu cama?"
    "No, mamá –dijo–, yo no estuve saltando encima de mi cama."
    "No mamá –agregó Ruthie– él realmente no estaba saltando encima de la cama, sino que se metió debajo del colchón para jugar a la carpa."
    "Pero, niños, ¡miren lo que hicieron! Destruyeron el colchón, ya no sirve para nada. ¿Cómo se les ocurrió hacer algo así? No tenemos dinero para comparar otro" –los aleccioné mientras trataba de acomodar el algodón. Como no pude arreglar bien el daño, tuve que acostar a David en el colchón medio arreglado.
    "Mamá –dijo David–, lo siento mucho, perdoname."
    Entonces, tragándome las palabras le contesté: "Está bien, David, yo te perdono".
    Pero la siguiente noche, al ver el colchón que no había logrado arreglar bien, nuevamente les aleccioné: "David, ¡cómo se te ocurrió dañar el colchón así? No podemos comprarte otro".
    "Mamá –lloró David–, nunca volveré a hacerlo, por favor perdóname."
    "Está bien, David, te perdono" –le dije otra vez.
    Sin embargo, la próxima noche al ver el colchón le dije: "Ay, David, mira este colchón, es terrible".
    "Mamá –dijo David llorando– ¿no podré nunca ser perdonado?"

    Esto me hizo reflexionar. ¿Qué estaba enseñando a mi hijo? Le había dicho que jamás dejaría de perdonarlo, hiciera lo que hiciese, pero ahora le demostraba que dañar el colchón no estaba incluido. ¿Qué clase de perdón era ese? Así no era como Dios me había perdonado a mí.
    Tomé a David en mis brazos y le pedí perdón por no haberlo perdonado verdaderamente. Luego invertí el colchón de tal manera que yo no viera la parte dañada cada noche.

    En ese caso yo no estaba llenando el "vaso" de David con perdón, más bien le decía que hay ciertas cosas que son tan terribles que no pueden ser perdonadas.

    Como cristianos sabemos que tenemos que perdonar a otros. La pobre persona trata de "amasar" sus sentimientos hasta que alcanza a sentir algo parecido al perdón.

    Entonces dice que perdona a la persona que le hizo daño, y reprime todo el dolor que siente en cuanto a1 asunto.
    El hecho es que no podemos perdonar más de lo que hemos sido perdonados. Muchos de nosotros hemos sido tan heridos que jamás podemos perdonar a la persona que nos hizo daño. Sin embargo, sabemos que como creyentes "tenemos que perdonar", tratamos y tratamos de "amasar" sentimientos de perdón y nos sentimos culpables por no alcanzar a formar esos buenos sentimientos.

    En verdad, vivimos en "bancarrota" en cuanto a sentimientos de perdón, no los tenemos y no podemos crearlos.

    El autoperdón
    ¿Qué has hecho tú que nunca te hayas perdonado? Helena me contó de un aborto que le habían practicado años atrás.
    Cuando le pregunté si Dios la había perdonado me aseguró que sí.

    "¿Estás segura de que Dios te ha perdonado?" –le insistí.
    "Sí, me ha perdonado porque yo se lo confesé y Él ha prometido perdonarme. Creo que me ha perdonado."
    "¿Y tú? ¿te has perdonado?"
    "¡Ay, no! –grito– ¿Cómo puedo yo perdonarme algo como lo que hice?"
    "Dime una cosa: "¿Eres más santa que Dios?"
    "No" –me contestó sorprendida.
    "Acaso no estás diciendo: ¡Dios tú puedes perdonarme a mi y yo acepto tu perdón. Pero yo soy más santa que tú, por lo tanto de ninguna forma puedo perdonarme a mi misma! ¿No es eso lo que haces? Porque tú aceptas el perdón de Dios, pero no te perdonas a ti misma."

    Al darse cuenta de lo que estaba haciendo, Helena se perdonó a sí misma con el perdón con que Cristo la había perdonado.
    Es bueno hacer una lista donde anotes todas las cosas dolorosas que te han hecho tu madre, tu padre, tus tíos, tus abuelos, tus vecinos y tus compañeros de colegio o cualquier otra persona. Para luego orar y perdonar. Pero también deberías agregar a la lista todo lo que hayas hecho, y que nunca te has perdonado.

    También escribe todo lo que rechazas en cuanto a tu cuerpo y tu personalidad. Escribe la verdad; recuerda que "La verdad os hará libres", es la promesa del Señor. Di la verdad; no digas lo que tú piensas que debes decir, ni tampoco lo que tú sabes que debes pensar. Di lo que de veras está en tu corazón. Y Aceptate tal como eres.. porque eres Bella, eres Hermosa, eres una Hechura Preciosa de Dios... Te hizo Libre, Te hizo Hermosa y te hizo Mujer...

    Dios les Bendiga.
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  5. #4
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    Pepitas de oro…


    Deja que Dios te transforme y te cambie en una persona nueva, cambiando la manera en que piensas. Romanos 12: 2 (NLT – versión en Ingles)



    Las batallas mas grandes las libramos en nuestra mente, es allí que Dios tiene que invadirnos con su luz y permitirnos ver nuestras percepciones erradas y conceptos equivocados acerca de la vida cristiana. El cambio comienza en nuestra mente. De la manera que pensamos así somos.



    Yo misma me he dado cuanta esta semana como con solo decidir que considerare las cosas desde la pregunta ¿que piensas, tú Padre?, ha sido increíblemente maravilloso.



    No solo me ha ayudado hacerme esa pregunta pero también ser parte de una familia muy especial, un grupo de personas que son un regalo, una familia que se extiende más allá de las fronteras del país donde vivo. Dios me ha rodeado de personas que ven las cosas con una profundidad increíble, personas que sacan oro de la palabra, pepitas que hacen reflexionar y considerar todo desde la visión de Dios, algo que todas necesitamos.



    Considerar todo, absolutamente todo, desde la perspectiva de Dios y estar rodeada de esta familia tan increíble es como tener una bolsa gigante llena rebosando de pepitas de oro. Pepitas de oro que nos dejan ver de una manera diferente.



    ¿Qué piensas tú, Padre?



    Esta pregunta le ha dado un vuelco a mi vida y ahora siento y se que Dios esta entrando mas y mas profundo donde las formas en que pienso necesitan seguir siendo transformadas en mi, alumbrando mi vida, conceptos y paradigmas que no tienen que ver nada con El, ideas aprendidas y no sopesadas en el Espíritu con su palabra en la mano, perspectivas que deben ser mudadas, como cuando un animalito cambia de pelaje para el invierno o se le cae en el verano.



    Todos tenemos aéreas que necesitan mas luz, tomemos hoy la decisión de dejar que Dios escave hasta encontrar lo que no nos permite ser todo lo que El ha diseñado para nosotras.



    Es un sentir de libertad y de paz increíble.



    Los cambios comienzan con la manera en que pensamos, en nuestra mente es donde libramos la gran batalla. La manera en la que pienso determina lo que siento e influencia como actúo.



    Tus pensamientos y actitudes deben ser renovados. Efesios 4: 23 (NLT – versión en Ingles)


    Nuestra mente debe estar llena de su palabra, de su voz, de esas pepitas de oro, por que esa en la única manera que nuestros pensamientos y actitudes serán renovados.



    ¿Qué pepitas de oro tiene Dios para ti hoy? ¿Cómo debes ser renovada en tu pensamiento? ¿Cómo cambiaria tu vida si simplemente le preguntaras: qué piensas tu Padre?
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  6. #5
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    Las Mujeres

    Las mujeres tienen fuerzas que asombran a los hombres.
    Ellas cargan niños, penas, y cosas pesadas;
    sin embargo, tienen espacio para la felicidad, el amor y la alegría.
    Ellas sonríen cuando quieren gritar.
    Cantan cuando quieren llorar.
    Lloran cuando están contentas y ríen cuando están nerviosas.



    Las mujeres esperan una llamada por teléfono avisando que llegó a casa sano y salvo
    un amigo o pariente que salió en tiempo de tormenta.
    Las mujeres tienen cualidades especiales.
    Se ofrecen para las causas buenas.
    Ellas son voluntarias en hospitales, llevan comida a los necesitados.
    Ellas trabajan como niñeras, ejecutivas, abogadas, amas de casa,
    y solucionan disputas entre niños y también entre sus vecinos.
    Usan trajes, vaqueros y uniformes.
    Luchan por lo que ellas creen.
    Se enfrentan ante la injusticia.
    Ellas votan por quien creen que hará lo que más beneficie a las familias.



    Las mujeres hablan y recorren largos caminos para conseguir
    la mejor escuela para sus niños y la mejor atención para la salud de su familia.
    Ellas escriben a los editores, diputados y al "poder que sea"
    para lograr beneficios que hagan la vida mejor.
    Ellas no aceptan un "no" por respuesta cuando están convencidas que hay alguna solución.
    Las mujeres logran que sus niños puedan tener zapatos nuevos.
    Acompañan a algún amigo preocupado al doctor.
    Ellas aman incondicionalmente.



    Las mujeres son honradas, fieles, y saben perdonar.
    Son inteligentes y conocen su poder; sin embargo,
    saben usar su lado más suave cuando quieren conseguir algo.
    Las mujeres quieren lo mejor para su familia, sus amigos, y ellas mismas.
    Lloran cuando sus niños sobresalen
    y se alegran cuando sus amigos obtienen premios.
    Las mujeres se alegran o lloran cuando se enteran de un nacimiento o un nuevo matrimonio.
    Sus corazones se rompen cuando fallece algún amigo.
    Sufren ante la pérdida de un familiar, pero todavía
    sacan fuerzas cuando el resto ya no la tiene.
    El toque de una mujer puede curar alguna dolencia.
    Saben que un abrazo y un beso pueden sanar un corazón roto.



    Una mujer puede lograr que una tarde sea romántica, inolvidable.
    Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas.
    Viven en casas, apartamentos y cabañas.
    Ellas manejan, vuelan, caminan, corren o usan el e-mail para demostrarte cuánto se preocupan por vos.
    El corazón de una mujer es lo que hace girar al mundo!
    Las mujeres hacen más que solo dar la vida.
    Ellas traen alegría y esperanza.
    Comparten ideales y reparten compasión.
    Dan apoyo moral a su familia y amigos.
    Todo lo que ellas quieren es un abrazo,
    una sonrisa para que vos puedas hacer lo mismo con otras personas.



    Las mujeres tienen mucho que decir y mucho para dar.
    La belleza de una mujer no está en la ropa que lleve,
    la figura que tenga, o la manera en que se peine.
    La belleza de una mujer debe verse en sus ojos,
    porque esa es la puerta a su corazón,
    el lugar donde el amor reside.
    La belleza de una mujer no está en un lunar facial,
    la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma.
    Es el cuidado que ella amorosamente da,
    la pasión que ella muestra.
    La belleza de una mujer con el pasar de los años crece!
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  7. #6
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    El uso de los “peros”


    El rey y sus soldados marcharon sobre Jerusalén para atacar a los jebuseos, que vivían allí. Los jebuseos, pensando que David no podría entrar en la ciudad, le dijeron a David: «Aquí no entrarás; para ponerte en retirada, nos bastan los ciegos y los cojos.» Pero David logró capturar la fortaleza de Sión, que ahora se llama la Ciudad de David. 2 Samuel 5: 6 – 9


    ¿Alguna vez ha visto como algunas de nosotras nos tratamos de escapar de situaciones que no nos gustan, que nos reta y que parecen imposibles?



    Moises tenia su propio “pero”: Pero no se hablar; Gedeón: Pero soy el menor… Aun ambos obedecieron a Dios y lograron hacer lo que Dios les había encomendado dependiendo de El y dejando sus “peros” a un lado.


    ¿Cuáles son los “peros” que nos impiden actuar en lo que nos dice su palabra y su llamado para nuestras vidas?



    □ Miedo…

    □ No soy capaz…

    □ No se…

    □ No soy la persona para eso…

    □ Dios, creo que te equivocaste…

    □ No entiendo…

    □ No se hablar…

    □ No se como dejar este pecado, debilidad, manera…

    □ Me siento atada…


    O puede ser lo contrario…



    □ Pero si me hubieras escogido a mi, si se hubiera hecho bien…

    □ Pero es que esa persona es tan nada espiritual como se atreven a nombrarla…

    □ Pero que se cree…

    □ Pero…


    En la Biblia cuando vemos un “pero” deberíamos pausar y ver de que se trata, por que usualmente los “peros” nos brindan una oportunidad de aprender algo nuevo y reflexionar en lo que Dios nos indica, una lección que tenemos a la mano y que usualmente pasamos por alto.

    En 2 Samuel 5, David opto por no escuchar las voces que le decían que no podría hacer nada, y logro capturar la fortaleza. El pudo escoger escuchar las amenazas de los jebuseos, mas no lo hizo.


    David se instaló en la fortaleza y la llamó Ciudad de David. También construyó una muralla alrededor, desde el terraplén hasta el palacio, y se fortaleció más y más, porque el Señor Dios Todopoderoso estaba con él. 2 Samuel 5: 9


    David pudo conquistar la fortaleza, no solo eso se instalo en ella. David en medio de situaciones adversas no escucho los “peros” que le nublaban el entendimiento o lo alejaban de la perspectiva de Dios, pero actuó conforme a lo que Dios le indicaba.

    Al enterarse los filisteos de que David había sido ungido rey de Israel, subieron todos ellos contra él; pero David lo supo de antemano y bajó a la fortaleza. Los filisteos habían avanzado, desplegando sus fuerzas en el valle de Refayin, así que David consultó al Señor:¿Debo atacar a los filisteos? ¿Los entregarás en mi poder? Atácalos —respondió el Señor—; te aseguro que te los entregaré.” 2 Samuel 5: 17 - 19

    Nuestros “peros” pueden ser nuestros mejores aliados o nuestros enemigos. Por un lado podemos escuchar el poder de Dios y como acciona en nuestra vida o por el otro lado podemos escuchar los “peros” que nos hablan de nuestras debilidades y fallas. Por un lado la intención de algunos “peros” es edificarnos, los otros tratan de destruirnos. La buena noticia es que nosotras podemos escoger a quien escucharemos.

    David opto por no escuchar las voces de los que se burlaban de su capacidad y decidió escuchar la voz de Dios. Hagamos lo que hizo David… Decida hoy que:

    □ No escuchara las viejas voces…

    § Abrirá sus ojos a las oportunidades que Dios le brinda…

    § Buscara la dirección de Dios en todo lo que hace…

    § No juzgara situaciones, personas, ministerios, familias y lo que le rodea basado en sus percepciones personales.


    Piensa como se escribiría tú historia:



    Pero ______________ (Coloque su nombre) hizo lo que Dios le había encomendado…

    Pero ______________ (Coloque su nombre) conquisto las fortalezas…

    Pero ______________ (Coloque su nombre) obedeció a Dios y fue bendecida.



    A nuestro Padre le encanta romper nuestros paradigmas, darnos y amarnos. La Biblia esta llena de casos imposibles … Aun cuando Pedro metió la pata muchas veces, Jose fue puesto en prisión, la mujer Samaritana había estado casada 5 veces, Jesus estaba muerto en la tumba, PERO Pedro predico el primer mensaje de la iglesia, Jose gobernó una nación, la mujer Samaritana convenció a un pueblo entero que escuchara a el hombre que le había dicho todo sobre ella, y Jesus resucitó…



    Podemos dejar que los “peros” nos paralicen o podemos aprender de ellos, pero siempre y cuando el mensaje venga de Dios.

    …David consultó al Señor: ¿Debo atacar a los filisteos? ¿Los entregarás en mi poder? Atácalos —respondió el Señor—; te aseguro que te los entregaré.” 2 Samuel 5: 19
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  8. #7
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    Eres una razón, una estación oh toda una vida???
    Pon atención a lo que vas a leer....
    Después de leerlo sabrás la razón por que del escrito......

    Algunas personas llegan a tú vida por una razón, por una estación oh por toda una vida....Cuando tú sepas que es cada persona, sabrás que hacer con cada uno de ellos.....

    Cuando alguien llega a tú vida por una RAZÓN....Es para llenar una necesidad que has expresado....Vienen a asistirte en alguna dificultad, a brindarte apoyo y orientación, a ayudarte físicamente, emocionalmente y espiritualmente.....Pueden parecer como caídos del cielo, y lo son, pues están ahí por la razón por la que los necesitas....Después, sin mayor problema, oh inconvenientes hacen o dicen algo en donde la relación llega a su fin.....

    En ocasiones mueren, en ocasiones desaparecen de tú vida, en ocasiones te empujan a dejarlos lo que debemos saber es que esa necesidad que teníamos ya no esta ahí.....Nuestros deseos fueron cumplidos y el trabajo terminado.... Tus peticiones han sido respondidas y es tiempo de seguir adelante....

    Cuando las personas llegan a tú vida por una ESTACIÓN.......
    Es tú oportunidad y tiempo de compartir, crecer oh aprender....Te traen una experiencia oh te hacen reír....Te pueden enseñar algo que nunca has visto o hecho. Usualmente te traen una gran cantidad de alegría oh porque no, de tristeza. Créelo!! Es real!!! pero es solo por una ESTACIÓN....
    RELACIONES DE TODA LA VIDA.....Te enseñan lecciones para toda la vida, te ayudan a aprender, a construir emociones con fundamentos sólidos....
    Tu tarea es aceptar la lección, amar a la persona, y utilizar lo que aprendes en tus demás relaciones y áreas de tú vida....
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  9. #8
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Reflexiones para Nosotras




    Reflexiones para las Chicas que son Esposas de Pastores o Lideres...


    Había conocido a un pastor proverbial que parecía que estaba satisfecho en el ministerio; sin embargo, la siguiente ocasión que lo vi, trabajaba como vendedor de bienes raíces. Un amigo en común me dijo: «Su esposa sencillamente no lo iba a apoyar. Ella le dijo que su llamado estaba arriesgando su futuro con ella» Por otro lado, está la esposa que está dispuesta a apoyar el llamado de su esposo, siempre y cuando no afecte su preciado estilo de vida. Por eso, ella crea barreras que se asemejan más a la Muralla China que a una cerca blanca de jardín.


    Sí, una pareja de casados es llamada a amarse mutuamente, y los votos matrimoniales son tan importantes como los votos de ordenación. La mayoría de nosotros que estamos en el liderazgo de la iglesia creemos que Dios llama a las parejas juntas al ministerio. Sin embargo, el verdadero llamado de Dios toma en cuenta las necesidades, miedos, y aspiraciones de cada cónyuge. La forma como esto funciona en casa y en la iglesia es individual y como pareja. Existen muchas opciones de estilo de vida que, exitosamente, responden a ese llamado sin pisotear las necesidades del cónyuge.


    Aprendamos un poco de las siguientes historias:


    Caso 1: «¡Yo no estaba de acuerdo con esto!»

    Silvia creció en un problemático hogar ministerial. El ejemplo de sus padres la llevaron a comprometerse a nunca casarse con un ministro. Su padre trabajó para una misión que supervisaba varias iglesias rurales. Su madre tenía muchos dones; sin embargo, los mantenía escondidos porque debía cocinar y limpiar para los jóvenes voluntarios que hacían que su esposo gastara su extraordinaria energía en ellos. Silvia observó los celos de su madre, sus lágrimas de enojo, las protestas sarcásticas después de que su esposo la dejara de nuevo por otra importante e interesante reunión. Su madre vivió siendo infeliz y murió de la misma forma, y Silvia se propuso a encontrar una vida más feliz.


    En la universidad, ella pensó que encontraría la felicidad cuando conoció y se casó con Benito, un hombre cristiano que planeaba una carrera en el área empresarial. Todo iba bien hasta que el hermano mayor de Benito, el preferido de la familia, puso a todos orgullosos al graduarse de un seminario. Eso encendió una chispa en Benito, y le dijo a Silvia que él quería ir a ese seminario «sólo para estudiar la Biblia a un nivel más profundo».


    Muy pronto, Benito estaba en el seminario, sólo para aprender, eso era lo que decía. Silvia no se sentía nerviosa aún, ni siquiera cuando Benito tomó una responsabilidad de medio tiempo en el ministerio juvenil, ya que esto iba a ser «solo parte de su curriculum». La ansiedad despertó un día cuando alguien le preguntó si ella era la esposa del pastor de jóvenes. A lo que respondió: «¡Así no son las cosas! Benito sólo está ayudando como interno porque es parte de sus estudios».


    Las cosas se pusieron peor un par de años después cuando la iglesia le pidió a Benito, ya todo un seminarista egresado, que sirviera como pastor interino. La discusión entre Benito y Silvia consistía en que él ignoraba sus protestas y se concentraba más en los beneficios, principalmente el no tener que pagar la renta, ya que vivían en la casa pastoral. A medida de que la responsabilidad crecía, Benito disfrutaba de la confirmación de sus dones y de la admiración de sus padres. Por otro lado, desviaba las protestas de su esposa al cuestionarla con su «falta de entrega». ¿Acaso ella no sabía que los cristianos debían matar el yo? Por dentro, Silvia estaba aterrorizada. «La otra mujer» que le había robado el cariño de su padre, ahora también había seducido a su esposo. Para evitar más críticas, decidió seguir un estilo de vida resignado e indiferente, llegar a la iglesia tarde e irse temprano.


    Un día, Benito trajo un equipo de voluntarios a casa para que cenaran. Esa noche, Silvia se miró en el espejo y vio reflejado el rostro de su madre. La ira se apoderó de ella y le dijo a su esposo:


    —No soy feliz.


    —¿No podemos hablar de esto mañana? ¡Estoy cansado! —protestó Benito.


    —¡Yo también estoy cansada! ¡Cansada de todo lo que está en tu camino, cansada de que no importen mis sueños, cansada de tus críticas y comparaciones! Te había dicho que no quería estar casada con un pastor, y luego te convertiste en uno, así que tal vez tú no quieras estar casado conmigo.


    Después de varios ultimátum, Benito y Silvia asistieron a un centro de retiro pastoral para buscar una solución. El confrontó sus confusas motivaciones por el ministerio, entre ellas el haber buscado aprobación y confirmación. Reconoció sus fallas para amar y «nutrir» a su esposa. Ella reflexionó acerca de los sentimientos quebrantados de toda su vida, temores paralizadores, y sus desconsiderados votos. Juntos, descubrieron como nutrir su ser y su matrimonio, para ayudar a Silvia a sentirse protegida, para dar gratamente, y para continuar en el ministerio. Se concentraron en complacer a Jesús en su ministerio, en lugar de complacerse a ellos mismos o a los demás.


    Una pregunta que dio en el clavo durante la consejería fue: «Cuando se sienten ansiosos, ¿qué se les viene a la mente? ¿A qué le temen que ocurra?» Cuando esta pregunta se hace de una manera segura y cuidadosa, rápidamente desentierra la raíz del problema. Las esposas de pastores que se sienten inseguras podrían tener una variedad de temores acerca de involucrarse en el ministerio.


    «Todas las esposas de pastores que he conocido hicieron algo en la iglesia, y yo no soy ninguna líder o consejera».


    «No quiero que los niños ni yo nos perdamos entre todas las otras personas que tú cuidas».


    «Conozco la esposa de un pastor que siempre se está quejando. Odia las personas de la iglesia. Ahora ni siquiera siente cariño por su esposo. Yo no quiero que eso me ocurra a mí».


    Cualquier temor que la esposa tenga puede tratarse si se define y si decide como manejarlos. Requiere de descubrir sus dones escondidos, o alguna capacitación en áreas donde le gustaría sentirse más segura. O podría requerir de límites que se apliquen a ambos.


    Cualquier desafío, límite, definición de roles y capacitación puede ayudar generalmente a hacer frente a una situación.


    Hoy, después de diez años y mucha práctica, Benito y Silvia están en paz en una iglesia donde Benito es pastor asociado y Silvia usa sus dones como guía. Ahora son más naturales a la hora de discutir (donde se escuchan, razonan y oran) y tomar de decisiones juntos. Silvia ahora piensa que el llamado de Benito es un don verdadero incluso para ella, un don que la llevó a sanar sus relaciones, especialmente con Dios.


    Caso 2: «¡Está iglesia es insoportable!»

    Melissa siempre había apoyado el llamado de Ken al ministerio. De hecho, durante la universidad, Melissa sintió su propio llamado y ni siquiera tenía citas con muchachos que no sintieran el deseo de entregarse al Señor. Durante su noviazgo, mientras exploraban sus opciones de carreras, Melissa le dijo a Ken, «si Dios te ha llamado, entonces no hay ninguna bendición para ti si te niegas a responder a ese llamado».


    Pero ahora, ocho años de matrimonio y cinco de pastorado, la actitud de «sí se puede» de Melissa cambió. Le teme a la mañana de los domingos. Hace un año, una división en la iglesia le robó sus amigos y colaboradores. Las críticas les habían robado su confianza. Melissa vio como la fuerza de su esposo disminuía y su espíritu se agotaba. Incluso un pequeño comentario hacía que se desesperara. La animada conversación de Melissa sonaba apagada, incluso para ella. Ellos sencillamente no sobrepasan esta situación.


    Melissa quería que Ken se resignara, si no del ministerio, entonces al menos de esta iglesia. Sin embargo, ella se sentía culpable, ¿dónde estaba su fe? Estaba exhausta y Ken parecía destrozado. No había fe, ni fuerza para prestarse el uno al otro.


    «Mira Ken —dijo Melissa un día— te veo como un campeón que está peleando en el cuadrilátero, todo ensangrentado, golpeado y vencido. Has ganado otras batallas, pero esta vez, peleas con el viento. Ya ni siquiera puedes ver claramente, y aun así no te das por vencido. ¿No podrías tan solo darte por vencido esta vez? Vámonos, descansemos, sanémonos y volvamos al cuadrilátero otro día, para ganar otra pelea».


    Sin embargo, Ken no quería «renunciar», así que continuó con poca energía, sin visión, sólo un débil sentido del deber.


    Luego, un estallido de ira en casa llevó las cosas a una crisis. La desobediencia de su hijo de tres años provocó que Melissa se enojara y saliera de sus casillas.


    «¡O buscas ayuda ahora mismo o dejas el ministerio!», demandó Melissa. Por primera vez en mucho tiempo, Melissa empezó a tener esperanza.


    Primero Ken hizo una cita con un doctor. Un elevado nivel de azúcar, una presión sanguínea muy alta, y un aumento en sus ataques de ansiedad, hicieron que su doctor luchara bastante para lograr que Ken disminuyera su estrés. Con el reporte del doctor en mano, fue a una reunión de la junta directiva de la iglesia y consiguió que le dieran un mes y que otros se encargaran del púlpito.


    Después, llamó a su supervisor y empezó a utilizar los recursos de la denominación. Entre estos estaba un consejero profesional con el don especial de empatía, el cual había ganado en sus años como pastor. Los ayudó a admitir el dolor de la reciente división de la iglesia y otras heridas que la iglesia les había hecho en el pasado. Melissa siempre había intentado no quejarse, por eso, Ken se sorprendió cuando, en la consejería, Melissa sacó a la superficie su profundo dolor y lamento.


    La ayuda de la denominación también incluía un coordinador de oración, quien hizo dos cosas que marcaron una diferencia. (1) Conoció a Ken y Melissa, y los entrenó en cómo definir sus oraciones, hacer tiempo para orar, y unirse en oración. (2) Organizó un equipo de oración para apoyarlos.


    Después de que transcurriera el mes, Dios empezó a responder a las oraciones. Las últimas personas involucradas en la división de la iglesia se marcharon. Alguien les regaló un segundo automóvil, el cual alivianó la soledad de Melissa en casa con los niños. Ambos, Melissa y Ken, respondieron a las invitaciones de grupos de apoyo para pastores y sus esposas. Nuevas personas llegaron a Cristo y Ken y Melissa refrescaron todo aquello que era responder al llamado en primer lugar.


    Este matrimonio continúa cuidando tres áreas importantes:


    La salud física. Las referencias médicas ayudaron a Ken en el manejo nutricional de su diabetes. Un programa de ejercicios que compartían promovió más tiempo juntos, un mayor vigor físico, y un buen estado mental. Las caminatas por las tardes los ayudaron no sólo físicamente, sus habilidades para relacionarse también mejoraron.


    Auto-imagen. «Muchas expectativas que luché por alcanzar», dijo Melissa, «las obtuve por mi propio deseo de superarme, y no por la congregación. La mayoría de ellos me aceptaban como yo era antes. Empecé a memorizar versículos para ayudarme a aceptar el corazón del Padre. «Melissa: la amada hija de Dios. Y no Melissa: la extraordinaria esposa del pastor».


    Nivelar las responsabilidades de la iglesia. Su grupo de apoyo regularmente le recordaba a Ken que Melissa y los niños estarán ahí cuando él sea viejo. La probabilidad es que ninguno de los actuales miembros de su iglesia estarán ahí. Decidió invertir más de su tiempo en este compromiso a largo plazo y en las relaciones más valiosas.


    El desesperado deseo de Melissa para que Ken dejara el ministerio disminuyó y con el tiempo desapareció al trabajar, una vez más, como un equipo. Melissa dice que «la comunidad de esposas de pastores a la que me uní, fue crucial para que continuara apoyando el ministerio de Ken. Sin embargo, lo único que es más importante es el deseo renovado de Ken para escucharme, para tener el tiempo familiar como prioridad, para orar juntos y para trabajar conjuntamente para definir mi lugar en su ministerio. Puedo hacer cualquier cosa en que el Señor nos ha llamado a hacer juntos, siempre y cuando yo sepa que estamos realmente juntos, realmente ahí el uno para el otro».


    Una clara conexión

    Algunas veces la esposa no escucha el llamado porque Dios nunca hizo uno. Ocasionalmente, alguien «personalizará» su llamado al ministerio porque es controlador, o está llenando las expectativas de otro, o no sabe que más hacer. Algunos hermanos disfuncionales ocasionalmente se involucran en el ministerio y cualquier esposa que lo detenga antes de que dañe a los discípulos es una heroína.


    Cuando una esposa dice que es tiempo de retirarse, puede ser que ella no se esté guiando por el egoísmo o por algún temor, sino por una clara convicción. Si su esposa está en contacto con Dios, con ella misma y con usted, escúchela cuidadosamente. Dios tiene el hábito de poner polos opuestos juntos para proveer un mejor campo de visión.


    Según Greg Sumii, director del cuidado pastoral y de iglesias de la Convención Bautista del sur de California, un esposo no puede ser el pastor o consejero de su esposa en estos conflictos. «Él debe ser el esposo al cien por ciento que ama y protege a su esposa. Si el matrimonio no está en orden, como 1 Timoteo estipula, se debe tomar el tiempo para volver a ser apto para este gran llamado. No hay nada de malo en tomarse un tiempo para sanar el matrimonio, y luego regresar fuerte, sano, y valiente. Puede que dañe su orgullo, pero si usted cree que su esposa necesita ser más presionada, tener una mayor convicción o hacerla sentir culpable, entonces esta es una "señal de alto". Al menos usted debería retirarse o tomar un tiempo sabático. Es más fácil aceptar un plan a corto plazo para reagruparse que ver esta solución como "renunciar para toda la vida"».


    Las preocupaciones financieras a menudo son un punto de contención. Una esposa se pregunta: «¿Podemos costear tu llamado?» Cómo conseguir dinero en situaciones donde una iglesia u organización desobedece al mandato bíblico de dar lo que es un deber y apoyar a aquellos que enseñan, es tema de otro artículo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, he observado que las esposas que desafían el llamado en este punto usualmente no están contaminadas con avaricia o codicia. Son mujeres que Dios creó y que su instinto maternal las hace pensar en cómo suplirán adecuadamente las necesidades de su familia.


    Ella no quiere que sus hijos paguen injustamente la cuenta de su llamado. Si su llamado significa que sus hijos no tendrán abrigos para el invierno ni una educación superior para que Villa Feliz tenga veinticuatro iglesias en vez de veintitrés, tal vez ella tenga la razón.


    Mantener a su familia en armonía con la vocación ministerial significa que el ministerio del amor y cuidado de Dios comienza justo en su habitación, luego en la sala de su casa, y luego toma lo que queda para la iglesia, en lugar que al revés.


    Si la familia disfruta primero el banquete del amor de Dios, ellos estarán más que dispuestos a permitir que otros se nutren de su abundancia, y caminarán a su lado para ayudar a alimentar a un mundo hambriento.
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  10. #9
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Reflexiones para Nosotras




    MUJER, VENCE AL ENEMIGO


    Si en tu vida hay más amargura que alegría, si tus acciones y estados de animo no responden a la conducta cristiana; entonces es porque estás cediendo a las sutiles asenchanzas del enemigo. El está tratando de producir su destructivo fruto en tu hogar, tu corazón, y hasta en tus relaciones.

    Tienes que tener mucho cuidado con lo que recibes. El mal humor, la mala disposición, la depresión, la incertidumbre, el enojo, y todos los sentimientos negativos es lo que te ofrece el enemigo y lo que tienes que resistir. Dile al enemigo: "Yo no soy así, no lo resisto y no lo acepto."
    El trabajo del enemigo es amargarte, contaminarte y dañarte para que así no puedas tener contacto con el Espíritu Divino de nuestro Creador; el quiere contaminarte para que vivas en constante zozobra y amargura, el es feliz con eso, ese es su trabajo, el es feliz apartándote de Dios, por eso tienes que resistirlo.

    "Someteos, pues a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros." (Santiago 4:7).

    No permitas que el enemigo se adhiera a ti y te contamine con sus sutiles seducciones; el entra en ti en pensamientos y en sentimientos feos, en temores en desconfianzas, en imaginaciones y en todo lo que te haga sentir mal. Cualquier cosa que aparezca que no este de acuerdo con la palabra de Dios, es el enemigo tratando de conectarse con el reino terrenal a través de tu vida. el quiere que tu creas que no puedes cambiar, a el le encantan las cadenas y las prisiones, nunca te permitas otra actitud que no sea la que Dios quiere que tu tengas en tu corazón.

    No dejes que Satanás gobierne tu día, tus relaciones o tu hogar. "no deis lugar al diablo" (Efesios 4:27).

    "Vestíos de toda armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no luchamos contra sangre y carne sino contra huestes espirituales de maldad. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y habiendo acabado todo, estar firmes. " (Efesios 6: 10-13).
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

  11. El siguiente usuario agradeció a key por este útil mensaje:

    Paz (27/07/2017)

  12. #10
    Moderador Array Avatar de key
    Fecha de Ingreso
    20 ene, 07
    Mensajes
    2,728
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    842
    Agradecido 1,338 en 801 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Reflexiones para Nosotras




    ->Meditación
    ----------
    "Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino
    criadlos en disciplina y amonestación del Señor" (Efesios 6:4)



    La disciplina -una vez considerada el procedimiento normal de los padres-
    esta llegando a ser rara; en su lugar reina la perversidad.

    ¡Pero eso no es nada nuevo! Mil años antes de Cristo la Biblia muestra un
    cuadro de ruina y rechazo de una familia porque el padre no disciplinó a
    sus hijos. Elí, sumo sacerdote de Dios, les permitió a sus dos hijos
    hacer lo que bien les parecía. En codicia desvergonzada, ellos tomaban
    para si mismos la mejor parte de los sacrificios ofrecidos a Dios. En
    respuesta, Dios dijo: "Yo juzgaré a su casa para siempre por la iniquidad
    que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha
    estorbado" (1 Samuel 3:13).

    Padre tu papel de disciplinador no es sólo una buena idea, es un deber
    dado por Dios. Dios tiene un patrón para que lo sigas en la asignación
    que El te ha dado de criar a tus hijos (Proverbios 19:25; 23:13,14). Lee
    acerca de ese patrón, edifica sobre él; ¡y observa cómo Dios bendice!
    Dios es Bueno

    Citar Citar  

Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. Reflexiones Para Tu CorazÓn
    Por JosedeJesus en el foro Reflexiones
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 23/07/2007, 17:41

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •