Hola!! ¿Aun no eres miembro del FCE? Te invitamos a formar parte de esta gran comunidad. Por favor tomate un minuto has click aqui Para que tengas acceso completo al foro, y así puedas disfrutar de todas las prestaciones del FCE.
Sobre Jesús, su madre y sus hermanos
Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Sobre Jesús, su madre y sus hermanos

  1. #1
    Miembro Registrado Array
    Fecha de Ingreso
    27 ene, 08
    Mensajes
    1
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    0
    Agradecido 0 en 0 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Sobre Jesús, su madre y sus hermanos




    Jesús no tiene madre celestial. Es decir, no hay en el Cielo alguna "diosa madre" que engendrara a Jesús.

    Su madre terrenal era María. Esta doncella israelita aún era virgen cuando concibió del Espíritu Santo (Mateo 1:18). En cuanto a su naturaleza humana, María era una mujer tal cual las demás.

    Jesucristo honró a su madre, mas no la veneró jamás ni enseñó que la venerasen.

    Lejos de exaltar a su madre terrenal, María, Cristo se distancia de ella, como para advertir a todo el mundo el error de atribuir a ella potestad celestial o atributos divinos. Por ejemplo, en una ocasión, "Todavía estaba hablando a la muchedumbre, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él. Alguien le dijo: «¡Oye! ahí fuera están tu madre y tus hermanos que desean hablarte.» Pero él respondió al que se lo decía: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?»
    Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos. Pues todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.»" (Mateo 12:46-50). Las implicaciones de esta acción de Cristo, y de sus declaraciones tan claras, son ineludibles.
    Y para que no quedase ninguna duda al respecto, Jesús proclamó:
    "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí." (Juan 14:6).
    Los CRISTIANOS sólo siguen a Cristo y la Biblia, mientras que los católicos miran al papa de turno, el santo de turno, la santa de turno, las distintas vírrgenes con distintos nombres esparcidas por el mundo, que vienen a ser lo mismo que la adoración a los dioses y diosas del paganismo (pues para el mismo Cristo también existen infinidad de denominaciones: léase Jesús del gran poder, el Cristo de la dulce muerte...); lo cual es una flagrante idolatría.
    Jesús enseñó: "Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo." (Mateo 6, 7-8).
    Frente a esto, la Iglesia católica adoptó los rezos y letanías de las antiguas religiones paganas; por ejemplo, el rosario a María y otros rezos de repetición. En muchas religiones anteriores se creía que la frecuente repetición de un rezo aumentaría su efectividad. Cien veces murmurada una petición, tendría una mejor posibilidad de ser escuchada por el dios que una que era presentada una sola vez. La Iglesia católica ha tomado del culto a Isis la veneración a María.
    Volvemos a repetir que el catolicismo incurre en una gran idolatría, y no olvidemos que ningún idólatra entrará en el Reino de Dios:
    "¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios." (1ª a los Corintios 6: 9-10).
    "Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre: que es la muerte segunda." (Apocalipsis 21:8).
    "¡Fuera los perros, los hechiceros, los impuros, los asesinos, los idólatras, y todo el que ame y practique la mentira!" (Apocalipsis 22:15).

    -María no tenía autoridad sobre Cristo. No era superior a él. No tenía derecho alguno de exigirle cosa alguna o mandar que hiciera la voluntad de ella. María no era más importante que los demás discípulos del Señor.
    -María no tenía libre acceso a la persona de Cristo. Al acercarse ella a él, Jesús no lo deja todo de inmediato para atenderla como si tratara de la persona más importante de la Tierra. Al contrario, aprovecha la situación para identificar a quienes son realmente importantes para Dios, a saber: "todo aquel que hace la voluntad de mi Padre". No sale del lugar donde enseñaba corriendo al encuentro con su madre, arrodillándose delante de ella y venerándola. La deja esperando mientras sigue él impartiendo instrucción espiritual a sus discípulos.

    La mujer María no tenía poderes intelectuales sobrenaturales. ¡Ni siquiera entendió las palabras pronunciadas por su Hijo teniendo él sólo doce años de edad!
    "Cuando le vieron, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando.» Él les dijo: «Y ¿por qué me buscábais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?» Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio." (Lucas 2: 48-50).

    HIJOS DE MARÍA

    Obsérvese que Jesús es identificado como el "primogénito", o sea, el primero. "Primero" implica "más".
    "y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento." (Lucas 2:7).
    Jesús era el primero de los hijos de María, el primero de todos los que nacieron de ella.
    Jesús sería, entonces, el hermano mayor. Desde este punto de vista, los hermanos solo serían en realidad medio hermanos, ya que los cristianos no creen que José fuese el verdadero padre de Jesús.
    Pero entonces, si José no era el padre de Jesús Pero Jesús tenía hermanos, no significa esto que los hermanos de Jesús eran hijos de María?

    Para defender el dogma de la virginidad de María, madre de Jesús, antes y después del parto, surgió desde fecha relativamente temprana en los autores cristianos la idea de que los "hermanos de Jesús" mencionados en el Nuevo Testamento eran en realidad hijos de un matrimonio anterior de José de Nazaret. Eran, por tanto, hijos biológicos de José, pero no de María, quien habría permanecido virgen hasta su muerte. Desde el punto de vista cristiano, ya que Jesús no fue en realidad hijo biológico de José, sino solo de María, estos hermanos lo habrían sido solo desde el punto de vista legal, como hijos de José, pero no tendrían ningún vínculo de parentesco real con Jesús. Esta posición es conocida a veces como la "solución de Epifanio", por el nombre de su más destacado defensor, Epifanio de Salamis, quien la desarrolló en su obra Panarion.

    Desde el punto de vista filológico, es una interpretación posible, ya que, ciertamente, el término griego para "hermano" podía significar también "medio hermano", es decir, persona que, con respecto a la otra, tiene solo un progenitor común.

    No existe, sin embargo, ningún argumento basado en los textos bíblicos que haga preferible esta interpretación a la de que los hermanos de Jesús fueron hijos biológicos de José y María. No hay referencias en el Nuevo Testamento a un matrimonio anterior de José.

    Su madre y sus hermanos estaban fuera" (Mateo 12:46-50).
    "¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿no están todas entre nosotros? Entonces, ¿de dónde le viene todo esto?»" (Mateo 13:55-56); Marcos 6:3).

    Los vecinos de Nazaret conocen a la familia de José y María. Identifican a Jesús como hijo de los dos. Conocen a sus hermanos y hermanas de carne. Nombran a los cuatro varones hermanos.
    Llegamos, pues, a la conclusión de que la familia inmediata de Jesús se componía de sus padres, cuatro hermanos y por lo menos dos hermanas.

    Sin embargo, algunas personas no creen que los hermanos y las hermanas de Jesús hayan sido hijos de José y María. El motivo se expone en la New Catholic Encyclopedia: "La Iglesia ha sostenido desde el comienzo que María fue siempre virgen. En vista de ello, no puede haber duda de que María no tuvo más hijos". La misma obra afirma que los términos "hermano" y "hermana" pueden hacer referencia a "cualquier persona unida en un vínculo religioso o de otra índole", o a parientes cercanos, como primos.

    ¿Es así en realidad? Incluso algunos teólogos católicos no concuerdan con la doctrina tradicional y sostienen que Jesús tuvo hermanos y hermanas carnales.
    John P. Meier, ex presidente de la Catholic Bible Association of America, escribió: "En el NT [Nuevo Testamento], cuando la palabra adelfós [hermano] no se usa en sentido figurado o metafórico, sino para designar algún tipo de relación física o legal, significa exclusivamente hermano o medio hermano, y nada más".

    Cuando las personas que crecieron junto a Jesús afirman que María tenía más hijos e hijas, y estos testigos de infancia llaman a estos hijos e hijas de María, hermanos y hermanas de Jesús, y Jesús era definitivamente el primer hijo de María, entonces no queda otra alternativa que entender que María y José sí tuvieron más hijos e hijas.

    Así es, las Escrituras indican que Jesús tuvo hermanos y hermanas, hijos de José y María.

    No obstante a evidencias tan fehacientes como estas, los teólogos católicos no se dan por vencidos, y en un intento por dispensar el obvio error de quien sea que declaró como una doctrina el garrafal error de la "Perpetua Virginidad de María", proporcionan los siguientes argumentos:

    Según los teólogos católicos, y en este punto tienen razón, en el idioma Griego la palabra para decir "hermano" es 'adelphos' y para decir hermanas es 'adelphe'.
    Esta palabra es usada en diferentes contextos. Por ejemplo es usada para designar hijos de los mismos padres, como es el caso de Mateo 1:2, que dice:
    "Abraham engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob, Jacob engendró a Judá y a sus hermanos"

    También tenemos el caso de Mateo14:3 que dice:
    "Es que Herodes había prendido a Juan, le había encadenado y puesto en la cárcel, por causa de Herodías, la mujer de su hermano Filipo."

    En ambos casos se usa la palabra 'adelphos' para designar hermanos. Pero también se usa, en contextos diferentes, para designar a los descendientes de los padres, por ejemplo. Refiriéndose a Moisés, el Nuevo Testamento nos dice:

    «Cuando cumplió la edad de cuarenta años, se le ocurrió la idea de visitar a sus hermanos, los hijos de Israel. (Hechos 7:23).
    Aquí se usa 'adelphos' para designar a los descendientes de un mismo padre, en este caso a los hijos de Jacob. Tanto Moisés como los demás israelitas eran todos descendientes de un padre común. Veamos otros ejemplos:

    "Al día siguiente se les presentó mientras estaban peleándose y trataba de ponerles en paz diciendo: "Amigos, que sois hermanos, ¿por qué os maltratáis uno a otro?"" (Hechos 7:26).
    "Es cierto que los hijos de Leví que reciben el sacerdocio tienen orden según la Ley de percibir el diezmo del pueblo, es decir, de sus hermanos, aunque también proceden éstos de la estirpe de Abraham" (Hebreos 7:5).

    Es lógico que si tal argumento es cierto, y lo es, uno dé cabida a que los Católicos tengan un punto a su favor en esta disyuntiva. Sin embargo, ¡el CONTEXTO lo dice todo! Inclusive en nuestro idioma español tenemos palabras que aunque se escriben igual, en contextos diferentes, su significado varía radicalmente.
    Es gracias al contexto que entendemos el uso de la palabra. Por ejemplo yo digo, "José vino temprano y llegó embriagado de vino". He usado la palabra "vino" dos veces, una vez la usé como un verbo, porque el contexto así me lo indica, y otra vez la usé como un nombre, ¡porque el contexto no me permitiría hacer otra cosa!

    En lo referente al análisis en que ahora nos concentramos, el término "hermano - hermana" definitivamente se utilizó para designar los hijos de María, quienes eran "hermanos" de Jesús. Es que simplemente no sería legítimo alegar que porque la palabra "hermano" también se use para designar a un amigo cercano y verdadero, en todos los casos siempre signifique "amigo". Cada versículo bíblico tiene que ser analizado por separado, y atendiendo al contexto, y debemos dejarnos llevar por lo que los autores originales intentaron comunicar, sin alterar nada.

    Los hermanos de Jesús no tuvieron fe en él sino hasta después de su muerte. De modo que seguramente no es casualidad el hecho de que no estuvieran presentes cuando murió en el madero de tormento y que Jesús tuviera que confiar el cuidado de su madre al apóstol Juan. Los hermanos de Jesús no creían en él; en una ocasión hasta dijeron que había perdido el juicio:
    "Se enteraron sus parientes y fueron a hacerse cargo de él, pues decían: «Está fuera de sí.»" (Marcos 3:21).

    "Es que ni siquiera sus hermanos creían en él." (Juan 7:5). Los discípulos, sí, creían en él. Por lo tanto, "hermanos" no es sinónimo de "discípulos" ya que los hermanos no creían en él.

    Veamos ahora otras citas bíblicas que ratifican, sin lugar a dudas, que Jesucristo tuvo hermanos carnales:

    Después bajó a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y sus discípulos, pero no se quedaron allí muchos días. (Juan 2:12).

    "Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos." (Hechos 1:14).

    "¿Por ventura no tenemos derecho a comer y beber? ¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer cristiana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas?" (1 Corintios 9: 4-5).

    "Y no vi a ningún otro apóstol, y sí a Santiago, el hermano del Señor." (Gálatas 1:19).

    Parece claro, dado el contexto de las alusiones a los hermanos de Jesús antes mencionadas, que el sentido figurado puede excluirse aquí. Puede afirmarse, por lo tanto, que ni una sola de las apariciones del término en el Nuevo Testamento (texto del que proceden las principales alusiones a los hermanos de Jesús) tiene el significado inequívoco de "primo" o "pariente".

    Los católicos se aferran a que en hebreo y arameo no existe una palabra con el significado preciso del español "primo", por lo cual el concepto se expresa recurriendo a circunloquios. En el hebreo del Antiguo Testamento, la palabra 'ah, "hermano" se utiliza en algunos pasajes en el sentido de "primo" o "sobrino". En el Génesis Abraham le dice a Lot:
    "Ea, no haya disputas entre nosotros ni entre mis pastores y tus pastores, pues somos hermanos." (Génesis 13:8), cuando en realidad se trataba de su sobrino.

    Son, sin embargo, casos muy excepcionales, y en los que el contexto resuelve la posible ambigüedad. En concreto, solo hay un caso en la Biblia hebrea en que el término tenga el sentido de "primo": se trata de 1 Crónicas 23:21-22:
    "Hijos de Merarí: Majlí y Musí. Hijos de Majlí: Eleazar y Quis. Eleazar murió sin tener hijos; sólo tuvo hijas, a las que los hijos de Quis, sus hermanos, tomaron por mujeres."
    aquí son primos los que se casan pero se les llama hermanos.

    En época de Jesús el hebreo no era una lengua hablada, sino solo religiosa y de cultura. La lengua más extendida era el arameo, otra lengua semítica: también en arameo, la palabra para hermano ("'aha'") puede utilizarse con el sentido de "primo" o "sobrino".

    Algunos autores han planteado que podría haber una influencia semítica en el empleo del término 'adelphos' en el Nuevo Testamento, ya que Jesús predicó probablemente en arameo, y es posible que sus primeros seguidores escribieran en esa misma lengua. Sin embargo, está claro que ninguno de los textos del Nuevo Testamento, incluyendo los cuatro evangelios canónicos, sean una traducción del arameo: todos fueron escritos originalmente en griego. Por otro lado, en el griego del Nuevo Testamento se utilizan otras palabras para expresar otros grados de parentesco: primo ("anepsios") o pariente. Es improbable, por lo tanto, que el término 'adelphos' sea una traducción de un término arameo equivalente con un sentido más amplio.

    La interpretación de que los hermanos de Jesús citados en el Nuevo Testamento son en realidad sus primos es bastante tardía. Su principal defensor fue, ya en el siglo IV, Jerónimo de Estridón (340-420), en su obra Adversus Helvidium ("Contra Helvidio"), que tiene una intención apologética: se trata de refutar la opinión de un autor llamado Helvidio, para quien los hermanos de Jesús eran hijos biológicos de José y de María. Jerónimo centra su argumentación en el uso que del término 'adelphos' se hace en la primera traducción al griego de la Biblia hebrea, la llamada "Biblia de los Setenta". Aduce varios ejemplos en que el término 'adelphos' se utiliza para designar relaciones entre tío y sobrino (Abraham y Lot, Jacob y Labán en Génesis 29, 12), o entre primos (1 Crónicas 23, 21-22). Este último es el único caso, en toda la Biblia, en que el término se utiliza, fuera de toda duda, para expresar una relación entre primos.

    Está claro, en cualquier caso, que no es usual el empleo de la palabra 'adelphos' con el significado de primo en la traducción griega del Antiguo Testamento, por lo que esta interpretación, común hasta hoy en medios católicos, resulta altamente improbable.

    Incluso aunque pudiera demostrarse que el uso de 'adelphos' como primo es común en la Biblia de los Setenta, la argumentación de San Jerónimo pierde de vista que no hay razón alguna para inferir un uso semejante en el Nuevo Testamento.

    Los libros que conforman el Nuevo Testamento se escribieron originalmente en griego. No hay ni un solo uso que permita confirmar la tesis de Jerónimo de Estridón, con una sola posible (y muy discutible) excepción: (Juan 19:25).

    Desde un punto de vista exclusivamente filológico, que no tenga en cuenta la teología cristiana, esta posición es muy improbable. No tiene una base bíblica firme, y es descartada por la mayoría de los investigadores actuales, muchos de ellos católicos.
    No obstante, es históricamente la predominante en la tradición católica y cuenta con algunos defensores en la actualidad.

    María presenció la crucifixión de su hijo (Juan 19:25-26). Después de la ascensión de Cristo, ella se reunía con los ciento veinte discípulos durante los diez días antes del día de Pentecostés (Hechos 1:14). Desde aquel tiempo en adelante no se hace mención alguna de ella en el Nuevo Testamento. No se sabe cuándo o dónde murió. De haber perseverado en santidad hasta el fin de sus días, al morir "en Cristo", su espíritu habrá sido llevado al Paraíso, lugar de descanso para todos los justos.

    Conclusión:

    Por un lado tenemos a los que se criaron con Jesús, quienes compraban las sillas hechas por su padre José, quienes compartían el pan con su madre y sus hermanos y hermanas, quienes nos dicen en el texto bíblico que María tuvo más hijos e hijas.

    Por otro lado tenemos la Tradición Católica que nos dice que María no tuvo ningún otro hijo después de Jesús. La doctrina de la Virginidad Perpetua de María mantiene que María permaneció virgen después del nacimiento de Jesús y que las referencias bíblicas que sugieren que Jesús tenía otros hermanos y hermanas en realidad se refieren a sus primos y primas. Afirmación tal que puede ser encontrada en el Catecismo de la Iglesia Católica, Página 510. Esto implica que María y José NUNCA JAMÁS tuvieron relaciones íntimas, lo cual es totalmente falso y contrario al Evangelio de Mateo, que dice en el capítulo 1, versículos 24-25:

    "Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer. Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús."

    ¿No es evidente que María y José sí tuvieron relaciones conyugales después del nacimiento de Jesús?
    Por lo tanto, Jamás podrán ser ciertas las fábulas tendentes a declarar la virginidad perpetua de María y, por ende, el dogma de la infalibilidad papal es otra de las muchas farsas del catolicismo.

    (nota: las citas bíblicas han sido extraídas de La Biblia de Jerusalén, 1976)
    Citar Citar  

  2. #2
    Miembro Registrado Array
    Fecha de Ingreso
    11 jul, 13
    Mensajes
    3
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    1
    Agradecido %1$s en %2$s Post.
    Poder de Reputación
    0

    Lightbulb Jesús No es un mal Hijo.




    OBJECIONES…

    Es propio de nuestro Señor ofrecer en sí mismo un ejemplo cuando dicta un precepto. Como modelo impecable, Él es el primero en cumplir todos los mandamientos tanto los antiguos como los que Él mismo exige de la vida cristiana. Por eso, como Jesús dijo que quien no deja a su padre y a su madre no es digno de Él, a sí mismo se sometió al principio señalado al dar prioridad a la familia de Dios sobre la familia carnal. Sería una contrariedad que si nos el alguna ocasión dijera: «El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí» prefiriera Él los vínculos de la carne [=María y sus hermanos] antes que los del espíritu en Dios Padre [La Iglesia]. Así mismo que desilusión para nosotros si aquel que ordenó que todos debemos honrar no solo a nuestro padre sino también a nuestra madre, deshonrase a la suya aún cuando la Escritura advierte que el hombre necio es aquel que menosprecia a su madre (cf. Pro 15:20).

    Pro 15:20 El hijo sabio alegra al padre; MAS EL HOMBRE NECIO MENOSPRECIA A SU MADRE.

    Teniendo lo anterior en mente, como el Señor preguntó: «¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos?» y como en otra parte queriendo corregir a la mujer que enalteció a la madre de Él, apunto «Antes bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios y la guardan», ¿Diremos entonces que Jesús menospreció a su madre? DE NINGUNA MANERA porque si nació bajo la Ley (cf. Gal 4:14), al decir nosotros que deshonró a María madre suya, le haríamos anatema pues está escrito: «MALDITO EL QUE DESHONRARE A SU PADRE O A SU MADRE (cf. Deut 27:16)»
    ¿Y quién entre nosotros blasfemaría estas cosas sobre Él? Espero que ninguno.

    Además, El Señor no tendría razones para excluir a María cuando dijo: «Antes bienaventurados los que oyen la Palabra de Dios y la guardan» pues el mismo evangelista escribe sobre Jesús, sobre José y sobre María: «Después de haber cumplido con todo lo prescrito en la ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret (cf. Lc 2:39)» lo cual da a entender que la misma mujer que dijo «Hágase en mí según tu Palabra (cf. Lc 1:38)» continuó siendo fiel a lo largo de sus días ¿Y por qué excluirla de su bendición?

    Luc 11:28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.


    Si con la Biblia en las manos le preguntáramos al Señor si María su madre guardaba o no la Palabra de Dios, nos responderá por medio del evangelista:

    «Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra (cf. Luc 1:38)»
    «María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón (cf. Luc 2:19 ) ».
    «Y su madre guardaba todas estas cosas en su corazón (cf, Lc 2:51)»

    ¿Contradecía Jesús estas palabras?
    De ningún modo. Por ello, no debemos pensar que El menospreció o deshonró a la mujer de la que nació según la carne cuando en realidad lo que buscaba era enseñarnos que pese a María ser «bendita entre las mujeres (cf. Lc 1:28, 1:42)», ninguna utilidad le provendría ni a ella misma si no guardaba la Palabra de Dios. No dijo Él que la virgen no fuese bienaventurada, ni dijo que no fuera madre suya si no que señalando a la comunidad de oyentes, quiso, no rechazar a la madre, si no acercarnos a su familia según el espíritu.

    ¿Estamos de acuerdo?

    Creo que si de María se avergonzara, El Señor no habría salido de su vientre
    Citar Citar  

  3. #3
    Miembro Registrado Array
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 13
    Mensajes
    11
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    0
    Agradecido 7 en 4 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Sobre Jesús, su madre y sus hermanos




    Estoy de acuerdo con Dischner sobre los hermanos de Jesús. Me parece increible que el pobre José no haya tenido relación con María después de tantos años casados. Quien se puede creer eso?. María tuvo al menos 4 hijos y 2 hijas. Tener hijos era una bendición de Dios.Si Dios hubiera querido que María siguiera virgen, después de nacer Jesús, ¿ porqué se casó con José?. Lo que pasa es que después de proclamar el dogma de la inmaculada concepción de María como dogma de fe por el Papa Pio 9 en1854 y más tarde en 1950 el dogma de la asunción de María, proclamado por el Papa Pio 12, retroceder ahora y proclamar la mentira, resultaría que la iglesia se vaciaría más de lo que ya está. Durante 7 siglos no se celebro ninguna fiesta a María en la iglesia de Roma!!. En fin, como los engaños son parte de la doctrina romana, dejémoslo ahí y demos gracias a Dios por lo que Él nos ha revelado, que es suficiente para nuestro crecimiento espiritual, sin tener que aceptar doctrinas de hombres. Ver Deuteronomio 29v29. Un saludo y bendiciones. Julio191
    Citar Citar  

  4. Los siguientes 2 usuarios agradecieron a Julio191 por este útil mensaje:

    girona (03/10/2013), Maryta (02/10/2013)

  5. #4
    Miembro Registrado Array
    Fecha de Ingreso
    02 jul, 14
    Mensajes
    5
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    0
    Agradecido 0 en 0 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Predeterminado Re: Sobre Jesús, su madre y sus hermanos




    Estimado hermanito, la Iglesia Católica ya se ha pronunciado sobre sus preguntas. Desprendase un poco de cualquier prejuicio y tómese un tiempo para buscar las respuestas. Usted se pregunta por ejemplo, porque se María se caso con José cuando seguro conoce que a ella le hubieran matado de haberle visto embarazada sin estar casada por adulterio, y seguro también reconoce que Jesús necesitaba de un papá que le cuidara y proveyera sustento a la familia....

    Hermanito, hay amplísima informacion acerca de la devoción Mariana de parte de la Iglesia Primitiva, de los Padres de la Iglesia y de los muchos Concilios y Sinodos que se hcieron en los primeros siglos. No es de buen Cristiano acusar de mentiroso a alguien sin investigar primero si efectivamente lo es y en el amor de Cristo, le invito a ello.

    Saludos y Bendiciones.
    Citar Citar  

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. Dia De La Madre
    Por Maryta en el foro Postales y Tarjetas Cristianas
    Respuestas: 16
    Último Mensaje: 12/05/2012, 23:49
  2. Fraude el documental de Cameron sobre la «tumba de Jesús»
    Por JoseLuis en el foro Noticias sobre el mundo Evangélico
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 20/11/2009, 05:37
  3. Entrevista a Cesar Vidal sobre ¿la tumba perdida de Jesus?
    Por julian en el foro Noticias sobre el mundo Evangélico
    Respuestas: 3
    Último Mensaje: 30/11/2007, 10:39
  4. Poesia: Madre
    Por JoseLuis en el foro Poesia
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 26/02/2007, 16:44

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •